Créditos: Nelson Chen.
Tiempo de lectura: 5 minutos

La reelección de Consuelo Porras en el Ministerio Público (MP) vuelve a consolidar un sistema donde predominan los intereses de las élites sobre los derechos de la población, así como la impunidad para estas élites que tambaleó en 2015, cuando el MP y la CICIG destaparon casos importantes de corrupción, según analistas consultados.

Por Regina Pérez

Porras llegó al MP en 2018, nombrada por Jimmy Morales, en medio de un desgaste público de la imagen de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que se atrevió a mencionar a empresarios importantes del país en casos de corrupción, como Construcción y Corrupción y Financiamiento Ilícito de FCN-Nación.

El pasado 16 de mayo, en un acto público con presencia de los representantes de los tres poderes del Estado, el mandatario Alejandro Giammattei repitió la fórmula de Morales, al nombrarla para un nuevo periodo en el puesto.

De poco sirvieron los cuestionamientos a nivel nacional e internacional en contra de la funcionaria, que en los últimos meses arreció la persecución en contra de fiscales, abogados y jueces independientes que han luchado contra la corrupción, y también contra la prensa, defensores de derechos humanos y opositores políticos.

Aunque la población pidió la renuncia de Porras y la del presidente Giammattei en julio y agosto de 2021, tras el despido de Juan Francisco Sandoval, jefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), ese clamor ciudadano no fue suficiente.

Sandino Asturias, coordinador general del Centro de Estudios de Guatemala (CEG) señaló que la reelección de Porras solo puede verse como la consolidación de una política que claramente tiene un enfoque a favor de la impunidad, sobre todo en los círculos políticos cercanos. Lo que se verá en Guatemala será el fortalecimiento de una estrategia de impunidad, “actores corruptos que serán beneficiados y más criminalización a actores incómodos que cuestionan este sistema”, opinó.

En 2015, cuando el MP y la CICIG destaparon el caso de corrupción “La Línea”, que logró la destitución y el procesamiento del presidente Otto Pérez y la vicepresidenta Roxana Baldetti, miles de guatemaltecos salieron a las calles a protestar en contra del sistema.

De acuerdo con Asturias, lo que ocurrió en 2015, aunado a las actuaciones de un MP y una CICIG independiente, cuestionó al sistema que funciona como mecanismo de protección de impunidad y corrupción.

“Este es el sistema que ha prevalecido en el país en los últimos años, lo que se está restaurando. Hoy la élite económica y política tiene impunidad y para eso coopta el sistema”, mencionó.

Desde el Organismo Ejecutivo, liderado por Giammattei, hasta el Judicial, pasando por la Corte de Constitucionalidad (CC) y más recientemente la Universidad de San Carlos (USAC), las instituciones han sido tomadas por actores con señalamientos de diversa índole.

Según Asturias, en este sistema el poder se ejerce a través de la impunidad y no es un Estado de derecho con poderes independientes. “Eso es lo que estamos viviendo y se está recuperando el control que tenían las elites antes de 2015”.

Para Deysee Cotom, de la Asociación Política de Mujeres Mayas (MOLOJ), en 2021, cuando varios sectores de la población pidieron la renuncia de Porras y del presidente Giammattei, Porras continuó en el puesto debido a que tiene el respaldo de las élites económicas y políticas del país, lo mismo ocurre con el mandatario.

Yo creo que decir que la población sacó a Otto Pérez Molina es un poquito inocente, creo que él se fue porque ya no tuvo el respaldo de esas élites económicas y tuvo que renunciar, pero ahorita mientras esas élites sigan respaldando el quehacer de quienes están ahorita, ellos van a seguir, sin importar cuál es el clamor de la ciudadanía, indicó Cotom.

Reelección de Porras afecta al país

Horas después de que Porras fuera electa por Giammattei, en una ceremonia en el Palacio de Cultura, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony J. Blinken se pronunció en un comunicado anunciando más sanciones en su contra. “Estados Unidos está designado a la Fiscal General María Consuelo Porras Argueta debido a su participación en corrupción significativa”, declaró Blinken.

La Unión Europea (UE) también se pronunció, señalando que la reelección de Porras por parte del presidente Giammattei, genera preocupación acerca del compromiso de Guatemala para abordar la corrupción y salvaguardar la independencia del poder judicial.

En el comunicado, la UE recordó que bajo el liderazgo de Porras se han emprendido acciones legales en contra de jueces, abogados y fiscales que han conocido casos de corrupción de alto impacto. “El rol del Fiscal General es crucial, incluyendo para liderar la lucha contra la corrupción y la impunidad”, señaló el portavoz Peter Stano.

Según Asturias, con la reelección de Porras, se está entrando en una dinámica de pasar de sanciones individuales a actores corruptos a sanciones más vinculadas al Estado. “Lo que estamos viendo es que los grupos poderosos se han organizado para mantener el control de la justicia y la impunidad, por lo tanto las acciones internacionales se dan más dirigidas a estos grupos de poder”, indicó.

El analista auguró que seguramente habrá sanciones económicas a élites empresariales y políticas, por ser cómplices de lo que está ocurriendo.

Foto: Juan Rosales.

Una reelección que ya se esperaba

La reelección de Porras ya se esperaba, dijo Cotom, de MOLOJ, quien indicó que los últimos procesos de elección que se han visto en el país han sido turbulentos y oscuros. “Ella no estaba en el listado final y fue casi que obligada a entrar en ese listado que el presidente tuvo para elegir” dijo Cotom, en referencia a la resolución de la Corte de Constitucionalidad (CC), que obligó a 7 comisionados a votar a favor de Porras.

La Postuladora, presidida por Silvia Valdés, presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), estaba conformada por 15 integrantes. Valdés, junto a algunos decanos y los representantes del Colegio de Abogados y Notarios (CANG) trató de inclinar la balanza a favor de Porras. Con la resolución de la CC, los demás decanos no tuvieron otra alternativa que votar por ella e incluirla en la lista.

Pedro Camajá, de la Asamblea Social y Popular (ASP), también coincidió en que la reelección de Porras estaba prevista desde que la Comisión de Postulación empezó a trabajar. “El hecho de que no estaba incluida en la lista de las seis personas que se iba a presentar a la Presidencia y que la CC metió las manos para que fuera en la lista, es una acción planificada” señaló.

Luego, el presidente realizó dos rondas de entrevistas a los candidatos, una acción que, según el mandatario, fue un hecho histórico. “Por primera vez el presidente de la República realizó dos rondas de entrevistas públicas donde pude conversar con los candidatos para conocer sus planes de trabajo”, dijo en su discurso antes de reelegir a la Fiscal. Estas entrevistas, afirmó, fueron vistas por 8 millones de personas, “lo que confirma la transparencia con la que se ha llevado este proceso”, expresó. Para el mandatario, el proceso fue apegado a la ley y legítimo.

Camajá señaló que para todo el “pacto de corruptos”, como se conoce a la alianza dominante de políticos, empresarios y militares, estaba claro que ella tenía que ser la persona que tenía que seguir en el puesto. “Es un panorama difícil, dado que seguirá con su trabajo de perseguir, criminalizar a los defensores de derechos humanos, activistas, periodistas, a jueces independientes, a magistrados independientes”, dijo Camajá.

Ante la situación actual del país, para Cotom, mientras no cambie el sistema, que no representa a los pueblos indígenas y a las mujeres, nada va a cambiar, únicamente los actores políticos. “Creo el camino es esa refundación del Estado a un estado plurinacional”, señaló.

En tanto Camajá aplaudió los pronunciamientos de los 48 Cantones y de la Asociación de Periodistas de Guatemala (APG) que se han pronunciado en contra de la reelección.

“Reitero un llamado a la población guatemalteca, que nos unamos, creo que es el momento de levantar nuestra voz, hasta lograr que este ‘pacto de corruptos’ no siga con su estrategia de terminar con nuestra vida, con nuestros derechos”, afirmó.

Totonicapán: Alcaldía Indígena de 48 Cantones rechaza la selección de Consuelo Porras

COMPARTE