Créditos: Periodistas, mujeres y hombres de distintos medios de comunicación independientes. Foto de archivo: Simón Antonio
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Prensa Comunitaria

De enero a diciembre de 2021, el Observatorio de los Periodistas de la Asociación de Periodistas de Guatemala (APG) registró 135 agresiones en contra de periodistas, 14 menos que en 2020, cuando en el mismo informe se contabilizaron 149 casos; a tres días de iniciar el tercer año de gobierno, la APG señala a la administración de Alejandro Giammattei como una de las más violentas y en la que más restricciones, ataques y censura se han ejercido en contra de la prensa.

El recuento de la APG sostiene que en los dos años que van de la administración de Giammattei se registraron 284 agresiones en contra de periodistas hombres y mujeres, en la ciudad y en los departamentos. De esas denuncias, 94 corresponden a hombres y 27 a mujeres. Los cinco departamentos con la mayor cantidad de denuncias fueron el departamento de Guatemala, con 76; le sigue Izabal, 12; en el occidente Quiché y Sololá, con 7; y Alta Verapaz, con 6.

Entre las agresiones que más registra la APG, se encuentran la obstrucción de la fuente, 29; la difamación e intimidación, 19; amenazas, 14; y censura, 12.

La APG considera que durante este periodo la libertad de expresión, la garantía de los derechos humanos y la obstaculización del acceso a información pública, han sido debilitadas por la persecución y criminalización del Ministerio Público (MP) y del Organismo Judicial (OJ).

La limitación del derecho constitucional de la libertad de expresión, señala la APG, se expresó recientemente en los casos de los periodistas Oscar Clemente Marroquín y Pedro Pablo Marroquín, directivos del diario La Hora; y con la persecución penal que la fiscal general, Consuelo Porras, inició en contra de José Rubén Zamora, presidente de diario elPeriódico y la criminalización de Juan Luis Font, del medio radial ConCriterio.

Los casos anteriormente mencionados, se suman a las agresiones que las autoridades de seguridad mantuvieron en contra de los periodistas Juan Bautista y Carlos Choc, de Prensa Comunitaria, en el Estor, Izabal, cuando daban cobertura al desalojo de las autoridades Q’eqchi’ de El Estor a finales de octubre de 2021.

En términos cuantitativos, la APG, registró que en 2021, en las agresiones estuvieron involucradas 53 autoridades estatales. De estos casos, 43 correspondieron a funcionarios o empleados del MP, Presidencia, OJ, Congreso, Tribunal Supremo Electoral (TSE) y Corte de Constitucionalidad (CC); las fuerzas de seguridad estuvieron relacionadas en 12 casos.

De las agresiones, el Observatorio de los Periodistas, también identifica ataques a portales de noticias, amenazas anónimas, la clonación de páginas de medios de comunicación, y hace énfasis en las campañas de difamación y desprestigio en redes sociales y las denuncias masivas a publicaciones, medios y periodistas.

La otra modalidad que el Observatorio de los Periodistas destaca son las campañas de difamación, durante el 2021, se contabilizaron 19 en contra de medios y periodistas. Según la APG, el patrón de esta modalidad fue que ocurrieron durante y después de la publicación de notas que hicieron referencia a funcionarios: estás campañas también se dirigieron a columnistas y periodistas que criticaron al gobierno, específicamente en contra del presidente.

También se cuantificaron 11 casos de censura en redes sociales, a través de eliminar contenido periodístico o suspensión de cuentas personales de periodistas o medios de comunicación, debido a la infracción de las normas de las plataformas y que supuestamente estaría sustentada con denuncias masivas de los usuarios.

Para la APG, el conteo de agresiones y los patrones evidenciados muestran “un interés de las autoridades estatales, encabezadas por Giammattei, por menoscabar la libertad de expresión y continuar persiguiendo a las voces críticas”, que estarían llevando al país a un Estado con rasgos autoritarios.

Entérese más aquí:

APG: gobierno de Giammattei encabeza ataques dirigidos en contra de periodistas

Autoría y edición

COMPARTE