Alertan sobre grave riesgo que enfrenta Sector Pajales Sis, en San Andrés Villa Seca, Retalhuleu

COMPARTE

Créditos: Sector Pajales
Tiempo de lectura: 4 minutos

“… ya cayeron los gaviones y con una crecida del río va a colapsar la comunidad, por lo que, si no se obtienen respuestas positivas se van a tomar algunas acciones, van a haber manifestaciones en diferentes comunidades, sin caer en violación a la ley”.  Abelino Mejía

Por Luis Ovalle

Habitantes del Sector Pajales Sis, en San Andrés Villa Seca, Retalhuleu, denunciaron hoy el grave riesgo en el que se encuentran, a raíz del colapso de los gaviones que instaló el Ingenio El Pilar desde hace varios años, a los que no ha dado mantenimiento, por lo que un 50 por ciento de la comunidad podría desaparecer durante el invierno.

Abelino Mejía, secretario del Consejo de Comunidades en Defensa de la Vida y el Territorio, de Champerico, Retalhuleu, dijo a Prensa Comunitaria que han acudido al Gobernador, a los alcaldes, así como a los ministerios de Salud y Medio Ambiente, pero no han hecho nada al respecto.

Foto: Abelino Mejia

El entrevistado comentó que el ingenio tiene una represa lado arriba de los gaviones, la que utilizan para lavar la caña, mientras que del otro lado solo han quedado piedras, principalmente durante el verano. “La gente no tiene agua entubada; buscan agua ahí para lavar, para beber y al no encontrar deben viajar a Cuyotenango, a diez minutos, para jalar agua en canecas”, indicó.

Aparte de eso, Pajales Sis tiene otro problema: en medio de la comunidad pasan los desechos industriales de El Pilar, que trasladan al ingenio Tululá. Son aguas negras que provocan malos olores y enfermedades en la población, señaló Mejía.

Entérese más aquí:

Retalhuleu: mala construcción de muro por el Ingenio el Pilar pone en riesgo la vida de una población

David Paredes, de la Red Nacional por la Defensa de la Soberanía Alimentaria de Guatemala (REDSAG), dijo que desde la existencia de la caña la industria azucarera ha desviado los ríos, para regar sus cultivos y luego devuelven el agua contaminada. En principio afecta el ecosistema, pues se altera todo el proceso de la naturaleza.

Aparte, las personas que necesitan el agua para usos domésticos, para beber, preparar alimentos, lavar trastes o ropa, regar sus huertos familiares, ya no lo pueden hacer, porque el vital líquido ya no llega a ciertos sectores. Pero además, al devolver el agua altamente contaminada, porque utilizan agrotóxicos, se genera una alteración de la biodiversidad y sucumben algunas especies.

Hay complicidad de las autoridades

A decir de David Paredes, existe falta de voluntad política para atender esta problemática. Se ha recurrido innumerables veces a las autoridades, tanto alcaldes como gobernadores de la región y no toman cartas en el asunto. Se ha buscado la atención de los ministerios, pero no hay respuesta. “Esto confirma el dominio que tiene la clase empresarial sobre el Estado, porque no se actúa”, indicó.

Lo único que se ve son algunos proyectos implementados por los ingenios, como escuelas y obra gris, con lo que obtienen el silencio de los funcionarios y que no se accione contra ellos. Con políticas permisivas los ministerios solapan las violaciones cometidas por los ingenios y afectan a cientos de comunidades, pero además criminalizan a los activistas que defienden sus derechos, subrayó el representante de la REDSAG.

Abelino Mejía ratificó que hay personas defensoras de sus derechos que han sido criminalizadas por exigir sus derechos. Los antimotines han llegado al lugar a intimidar a quienes protestan y han sido acompañados por el propio gerente general del ingenio.

Mejía destacó que las autoridades reciben regalías por parte de los ingenios; hay un famoso aguinaldo que les dan en diciembre. “Uno se queja con las autoridades y no hay nada, va a la policía y nada, porque ellos (los azucareros) les dan combustible para las patrullas; solo nos queda seguir denunciando y que Dios nos ayude, porque con las autoridades hay complicidad”.

Foto: Abelino Mejía

Las acciones a tomar

David Paredes, de la REDSAG, dijo que han hecho algunas valoraciones y que el camino que han encontrado es a través del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para aplicar la autodeterminación de los pueblos y generar gobernanza en los territorios, ante la inoperancia del Estado en defender los derechos de la población.

Se está trabajando una propuesta de ley sobre biodiversidad y conocimientos ancestrales que busca hacer esa defensa. Los pueblos han definido que si la ruta del Congreso se obstaculizada por la cooptación van a generar procesos locales, para aplicar mecanismos en defensa de la biodiversidad, como el Convenio 169 y la Declaración de los Derechos Campesinos. “Aplicar este tipo de instrumentos internacionales podría ser una vía para lograr la autodeterminación y empezar a cerrar algunos territorios”, dijo.

En tanto, Mejía subrayó que han dialogado con las diferentes comunidades y que el próximo jueves habrá una reunión de sociedad civil con representantes del Comité Coordinador de Asociaciones Comerciales Industriales y Financieras (CACIF), que en Retalhuleu tiene al gerente general del ingenio Magdalena.

La Comisión Internacional de Derechos Humanos (CIDH) ya está al tanto de este caso, no es un problema nuevo; sin embargo, ahora ya cayeron los gaviones y con una crecida del río va a colapsar la comunidad, por lo que, si no se obtienen respuestas positivas se van a tomar algunas acciones, van a haber manifestaciones en diferentes comunidades, sin caer en violación a la ley, concluyó.

Foto: Abelino Mejía

Autoría y edición

COMPARTE