Periodistas narran detención y falta de información a comunidades sobre exhumación

COMPARTE

Créditos: Cortesía.
Tiempo de lectura: < 1 minuto

Por Julián Ventura

La periodista Anastasia Mejía dijo que la detención de José Guarcas, de radio Xolabaj, el 28 de septiembre en la comunidad Chiul, Cunén, Quiché, se debió a que no se informó a la comunidad ni se coordinaron las medidas necesarias con las autoridades sobre la realización de una aparente exhumación de 116 niños maya Kʼicheʼ, que habría sido perpetrada por el Ejército guatemalteco el 21 de mayo de 1988.

La periodista Mejía, de radio Xolabaj, agradeció el apoyo de organizaciones de derechos humanos y medios de comunicación que se pronunciaron sobre la situación confusa de la detención, pero comentó que todo se logró resolver a través del diálogo con la población de la comunidad Chiul.

A decir de Guarcas, la población que lo retuvo no tenía claridad de la aparente exhumación y no hubo información por parte del Ministerio Público.

La masacre, según la versión que sostiene Arnulfo Fernando Gomez Oxlaj, el único sobreviviente de ese hecho, ocurrió en ese lugar. Oxlaj tuvo que retirarse para evitar ser detenido por las autoridades indígenas del lugar que alegaron que su relato era falso.

Lea la crónica completa de ese suceso aquí:

Chiul: crónica de una exhumación fallida

 

 

 

 

Autoría y edición

Periodista Maya K'iche

COMPARTE