San José Poaquil y su banco de semillas criollas, un aporte para disminuir monocultivos

COMPARTE

Créditos: Francisco Simón Francisco.
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Lourdes Álvarez

El Banco de Semillas Criollas y Nativas de San José Poaquil, ha entregado a la fecha un equivalente a 140 libras de maíz blanco, amarillo, rojo y negro, y semillas de frijol de milpa, frijol de suelo, otra variación llamada Piligua, frijol rojo, negro, calabazas o güicoy, chilacayote y plantas medicinales como la ruda o el romero. En mayo pasado la Alcaldía Indígena y la Cofradía Ancestral de San José Poaquil, Chimaltenango, inauguraron este primer banco, a nivel local.

Ismael Gabriel Cutzal, alcalde indígena de San José Poaquil, indicó que la población que acudió al banco de semillas, en su mayoría buscaba el maíz de color negro y procedían del área urbana y rural de ese municipio, así como de San Juan Comalapa, también en el departamento de Chimaltenango.

Sobre el impacto y la importancia que este tipo de proyectos tiene para las comunidades, el alcalde indígena dijo: “nuevamente nuestra gente empieza a valorar nuestras semillas criollas o nativas de este municipio y de los nutrientes que posee”.

Según la publicación Bancos Comunitarios  de Semillas Criollas: una opción para la conservación  de la agrobiodiversidad del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), “la función principal de los Bancos Comunitarios de Semillas Criollas es almacenar, conservar y mantener semillas criollas, de tal manera que los agricultores vinculados al banco puedan disponer de ellas justo cuando las requieran sin necesidad de depender del mercado convencional, además los bancos generan vínculos importantes entre las comunidades ya que pueden conllevar a cambios socioculturales que trasciendan en la mejora de la calidad de vida de las familias”.

La alcaldía indígena de San José Poaquil juega un papel de suma importancia en el proceso de conservación de las semillas, además de otros ejes de trabajo que incluyen el cuidado de los bienes, recursos naturales y las tierras comunales, a lo que se suma la restauración de la cultura como pueblo indígena, de dónde surgió la idea de trabajar el proyecto de las semillas nativas de San José Poaquil, agregó el alcalde.

Lea más sobre la inauguración del banco de semillas aquí:

San José Poaquil cuida y resguarda sus semillas criollas con la instalación del primer banco local

Desde mayo a la fecha, el banco de semillas criollas que se ubica en 1ª avenida 3-118, en la zona 3 de ese municipio, en la sede de la Cofradía Ancestral y ha entregado semillas que provienen de clima templado.

“En los próximos años esperamos ampliar la cantidad de semillas, ofrecer semillas para los lugares cálidos y fríos, ya que actualmente se trabajó únicamente en clima templado”, indicó el alcalde indígena.

Por otra parte, exhortó a la población “a preservar nuestras semillas criollas  para mantener viva nuestra riqueza cultural para las nuevas generaciones y por qué no decir, a toda Guatemala”.

Según la publicación sobre bancos de semillas criollas de CATIE, además de los beneficios para las comunidades que se derivan del banco comunitario también se brindan importantes aportes al medio ambiente y al entorno. Entre los que se destaca la conservación de la fauna benéfica que hace el trabajo de polinización y la disminución de los monocultivos.

Autoría y edición

Periodista y comunicadora para organizaciones sociales, de pueblos indígenas y de organismos internacionales; estudios concluidos en sociología, asistente de investigación social para peritajes judiciales con enfoque histórico y antropológico.

COMPARTE