El papel de los netcenters y medios en la difusión de discursos de odio contra autoridades indígenas

COMPARTE

Créditos: Francisco Simón Francisco.
Tiempo de lectura: 4 minutos

 

“En redes sociales se pueden visualizar usuarios con pocos o ningún seguidor, sin foto o imagen de perfil y sin contar con un nombre real o comprobable que identifique la cuenta como un usuario real, estos son los conocidos netcenters”, CICIG, 2019.

Por Francisco Simón Francisco

Durante las jornadas de protestas del Paro Plurinacional en varios puntos del país del pasado 29 de julio, campañas y discursos de odio contra varias autoridades ancestrales no se hicieron esperar. Algunas cuentas de los llamados netcenters, un personaje vinculado con actos de corrupción y un medio digital, centraron su mensaje con un lenguaje racista y estigmatizante contra Rigoberto Juárez Mateo, autoridad ancestral de Iximulew y del Gobierno Ancestral Plurinacional de Huehuetenango.

Destituir de forma “exprés, arbitraria e ilegal” a un fiscal del Ministerio Público (MP) por investigar actos de corrupción en las instituciones del Estado y de algunos sectores empresariales, fue el detonante para que miles de personas salieron a las calles.

Además de exigir la renuncia del presidente Alejandro Giammattei y Consuelo Porras, fiscal general y jefa del MP, la demanda popular se centró en un cambio radical frente al actual sistema de gobierno y apostar por un proceso de constitución de un Estado Plurinacional a través de una Asamblea Nacional Constituyente.

Las jornadas de movilización pasadas ocurrieron en  medio de la pandemia. Convocado por autoridades ancestrales y dirigentes de movimientos sociales, el enfoque fue plurinacional, una propuesta de Estado que surge desde varias organizaciones sociales, que ha provocado la reacción de sectores conservadores del poder político y económico.

Frente a este miedo, como ha sido habitual en Guatemala, los ataques de odio, criminalización y difamación se centran en algunas autoridades ancestrales desde varios perfiles falsos en redes sociales o de personajes vinculados en actores corrupción, antidemocráticos y defensores del actual gobierno.

Asimismo, de medios corporativos que se muestran afines a los intereses políticos y empresariales. Estos medios “con presencia y de fácil acceso a nivel nacional, han sido el canal utilizado por los grupos de poder para replicar y colocar en el imaginario social” a las autoridades ancestrales de una forma tergiversada pero con discursos estigmatizantes y de racismo.

Las autoridades fueron atacadas por ejercer el derecho a la organización y dirigir de forma pacífica, ordenada y masiva la movilización social durante varias jornadas de protestas que iniciaron desde el pasado 29 de julio contra un Estado de gobierno al que le llaman fallido, dirigido por el actual presidente, Alejandro Giammattei.

De los varios perfiles identificados, Ricardo Méndez Ruiz, presidente de la Fundación Contra el Terrorismo (FCT), publicó en su cuenta personal de Facebook, tres fotografías en las que aparece la figura de Rigoberto Juárez Mateo, Méndez Ruiz utiliza un discurso contrainsurgente.

Se refiere a Rigoberto Juárez como “uno de los terroristas del EGP que coordinan los raquíticos pero molestos bloqueos” y cuestiona la figura de la autoridad ancestral, en la que aparece con varios figuras de la lucha anticorrupción, a los que llama “personajes de la izquierda y tontos inútiles.

El medio de comunicación República GT publicó una nota denominada “Exguerrillero Rigoberto Juárez Mateo dirige bloqueos en la capital” y hace alusión al papel protagónico que jugó Juárez Mateo junto a otras autoridades ancestrales durante el Paro Plurinacional realizado el 5 de agosto, en varios puntos del país y de la ciudad de Guatemala.

La nota tilda de exguerrillero a Rigoberto Juárez, quien viajó desde Huehuetenango para dirigir los bloqueos en la ciudad de Guatemala, sin hacer referencia a la lucha por un Estado Plurinacional y sin mencionar a otras autoridades ancestrales de Iximulew. Además de personalizar a Rigoberto como el coordinador de “violentas protestas” contra hidroeléctricas y mineras en su departamento, pero obviando la Resistencia Pacífica de Yichk´isis ante la llegada de la empresa al lugar, sin consulta previa, con un Estudio de Impacto Ambiental manipulado y fraudulento que invisibilizó la presencia del pueblo Chuj en el territorio.

El mismo medio publicó otra nota periodística sobre la participación de la diputada Vicenta Jerónimo en el paro realizado por CODECA, el 9 de agosto del presente año. El texto fue titulado “Diputada Vicenta Jerónimo deja el Congreso para sumarme a los bloqueos de Codeca”. Pero sin mencionar que ella como ciudadana también posee los derechos a manifestar y asistir a reuniones colectivas.

En la nota se describe a CODECA como una organización señalada de promover el robo de energía eléctrica en todo el país y su discurso y acciones son supuestamente apoyadas por el presidente Nicolás Maduro, de Venezuela y el expresidente, Evo Morales de Bolivia.

Pero la nota no menciona que las luchas de CODECA son colectivas e integrada por personas de origen maya, campesinas y académicas, con una propuesta de Estado Plurinacional que busca el buen vivir para toda la sociedad.

Dicho medio, además de generar desinformación, con un lenguaje excluyente, también busca colocar en la sociedad las lógicas de la propiedad privada, el monopolio y la acumulación de los bienes a costa de la violencia y la represión estatal como alternativas de desarrollo, es decir responden a un patrón del modelo capitalista, como la forma única de vida.

Además, se identificaron cuatro perfiles de netcenters en redes sociales con ataques de odio y criminalización en los que se cuestiona el trabajo realizado por Rigoberto Juárez Mateo, como autoridad ancestral de Iximulew.

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) a través de un informe que presentó en 2019 denominado “Bots, Netcenters y el combate a la impunidad”, determinó que los netcenters en redes sociales son estructuras que buscan el control de la comunicación, para influir en la opinión pública y desprestigiar a ciertas personas que no son afines a sus intereses, a través de la desinformación.  Además citó a los medios corporativos de comunicación, como un enlace entre el político y la sociedad, para crear condiciones de desinformación y desigualdad social.

A decir de Santiago Bastos, profesor e investigador de CIESAS, México, la representación de los pueblos indígenas como protagonistas colectivos sigue estando presente en la mente de quienes generan las noticias como incivilizados, indomables e ingobernables, y con ellos renuevan el imaginario colonial que arrastramos sobre los pueblos.

Autoría y edición

Periodista, forma parte del equipo de investigación Entre Ríos e investigador universitario en la Universidad de San Carlos De Guatemala USAC

COMPARTE