Abuelas de Sepur Zarco demandan al Gobierno cumplimiento de sentencia

COMPARTE

Créditos: ONU Mujeres
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Prensa Comunitaria

Las Abuelas de Sepur Zarco le entregaron este lunes al vicepresidente Guillermo Castillo la sentencia del caso en el que fueron condenados los militares Esteelmer Reyes Girón y Heriberto Valdez Asig, por someter a esclavitud sexual a 14 mujeres maya q’eqchi’ de la comunidad de Sepur Zarco, en El Estor, Izabal, durante la guerra civil en Guatemala.

Créditp: Vicepresidencia

Durante la actividad “el camino de la Justicia de las Abuelas” realizada este Día Internacional de la Mujer, en el Palacio Nacional de la cultura, el vicepresidente Castillo se comprometió a implementar una mesa de diálogo y a dar seguimiento a las 16 medidas de reparación emitas por un juzgado en 2016.

Una de las medidas de reparación solicitada por las mujeres de Sepur Zarco fue la traducción a 15 idiomas mayas la sentencia del caso. El grupo de mujeres maya q’eqchi’  fueron por acompañadas de la organización Mujeres Transformando el Mundo (MYM), según la información publicada en su plataforma. En la actividad también participaron representantes de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) y de la embajada de Suecia en el país.

Crédito: ONU Mujeres

Antecedentes

En 2016, la jueza Yassmín Barrios, del tribunal de Mayor Riesgo A, concluyó que hubo una consecución de hechos que empezaron con la desaparición de los hombres, que estaban buscando regularizar la situación de sus tierras. Después de esto empezaron a ocurrir violaciones sexuales contra las mujeres que se habían quedado solas y después ocurrió el despojo de las tierras. Empezaron a esclavizar a las mujeres obligándolas a hacer turnos, hacer la comida y lavar la ropa de los soldados. Todo esto pudo comprenderse gracias a los testimonios de aproximadamente veintiséis personas.

Lea más:

https://prensacomunitar.medium.com/creemos-firmemente-en-los-testimonios-de-las-mujeres-de-sepur-zarco-4e85a9ec2260

El 26 de febrero de 2016 el teniente coronel Esteelmer Francisco Reyes Girón, excomandante de la Base Militar en la comunidad de Sepur Zarco y el comisionado militar Heriberto Valdez Asig, fueron condenados por crímenes contra los deberes de la humanidad, cometidos contra 14 mujeres Q’eqchi que fueron víctimas de violencia sexual, esclavitud sexual y doméstica durante los años de 1982 a 1983. El tribunal resolvió condenar a Reyes Girón a 120 años de prisión y a Valdez Asig a 240.

Lea más:

Autoría y edición

COMPARTE