Créditos: Nelton Rivera
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Nelton Rivera

En Guatemala aun no se puede conmemorar de manera oficial el 26 de febrero como el “Día de las Víctimas de Violencia Sexual, Esclavitud Sexual y Doméstica”. Cinco años han pasado de la sentencia histórica por el juicio conocido como Sepur Zarco y el Estado de Guatemala sigue sin cumplir las medidas de reparación para 14 mujeres q’eqchi. En la sentencia fueron incluidas 18 medidas reparatorias, una consiste en decretar este día como una fecha importante para no olvidar los delitos de lesa humanidad cometidos contra las mujeres indígenas durante la guerra.

Para Paula Barrios directora de la organización Mujeres Transformando el Mundo (MTM), el Estado no tiene ninguna excusa para seguir retrasando el cumplimiento de esta medida, la sentencia ya quedó en firme. Barrios considera que no hay nada que limite al Congreso de la República para decretar de inmediato la fecha, pues están obligados a hacerlo.

Comenta que la campaña gráfica que se lanzó este 26 de febrero, tiene como objetivo promover que los diputados agilicen la aprobación de la iniciativa de ley 5223, presentada en 2016 por la diputada Sandra Morán, que tiene como objetivo que el Estado reconozca el 26 de febrero.

“Nosotras remitimos al presidente del Congreso, Allan Rodríguez, una copia de la solicitud, también en la presidencia de la Comisión de la Mujer, presidida por Manuel Rivera (del partido Victoria), para que sea presentada la ley en la comisión de jefes de bloque y llegue al pleno del congreso para su aprobación lo más pronto posible.”

De continuar sin su aprobación, los diputados estarían cometiendo un delito, MTM podría iniciar un proceso penal por el delito de desobediencia, en contra de todos los funcionarios que no atiendan el cumplimiento de las medidas de reparación para las mujeres de Sepur Zarco.

Quinto aniversario de la sentencia de Sepur Zarco

El 26 de febrero de 2016 el teniente coronel Esteelmer Francisco Reyes Girón, excomandante de la Base Militar en la comunidad de Sepur Zarco y el comisionado militar Heriberto Valdez Asig, fueron condenados por crímenes contra los deberes de la humanidad, cometidos contra 14 mujeres Q’eqchi que fueron víctimas de violencia sexual, esclavitud sexual y doméstica durante los años de 1982 a 1983. El tribunal resolvió condenar a Reyes Girón a 120 años de prisión y a Valdez Asig a 240. Esta sentencia es histórica y fue dictada por el Tribunal de Mayor Riesgo A en la ciudad de Guatemala.

Lea: “Creemos firmemente en los testimonios de las mujeres de Sepur Zarco“

Foto Quimy De León

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE