Asesinan a alcalde auxiliar de aldea Rivacó, Purulhá en Baja Verapaz

COMPARTE

Créditos: PDH
Tiempo de lectura: 4 minutos

La madrugada del 6 de diciembre un comunitario del caserío Nueva Gloria, de la aldea Rivacó, Purulhá, Baja Verapaz fue asesinado; tres días antes había recibido amenazas.

Por Gilberto Escobar

Gilberto no mencionó su apellido por miedo a represalias, en una entrevista vía telefónica  dijo: “aquí los finqueros, nos mandan a matar” refiriéndose al asesinato de un líder comunitario en el caserío Nueva Gloria, aldea Rivacó, en Purulhá, Baja Verapaz, la madrugada del 6 de diciembre de 2020.

Tres días antes del domingo 6 de diciembre, a orillas del camino un grupo de hombres armados lo amenazaron de muerte, y tres días después la advertencia se cumplió, relató Gilberto.  

¿Quién era el campesino asesinado?

Abelardo Quej Ixim tenía 34 años. Gilberto lo describe como una persona tranquila y respetuosa, además de ser muy participativo en la comunidad. “Él era el actual alcalde auxiliar, ahora se realizará una asamblea para poder definir qué hacer por la situación de la comunidad”.

“Se escuchó solamente un disparo y varios compañeros corrieron a ver qué había pasado, lamentablemente Abelardo había fallecido”, recuerda Gilberto

“Podemos asegurar que los que cometieron el asesinato son pagados por los dueños de las fincas de este lugar debido a las permanentes amenazas que recibimos, hace unos días Abelardo ya había sido amenazado”, añade Gilberto, a quien le preocupa la situación en la que se encuentran. 

¿Qué está pasando en Nueva Gloria?

En este caserío el conflicto lleva varios años por la lucha de la tierra, dijo Mark Gardiner auxiliar de la procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) de Baja Verapaz, quien supo del asesinato en horas de la madrugada del 6 diciembre.

Según Gardiner, el acceso a la tierra y la tenencia de la misma es el centro de un conflicto que las autoridades no han logrado resolver de forma adecuada. “Supimos del asesinato pero aún no se saben los motivos y quienes son los responsables, pero ese lugar mantiene una disputa debido a que se ha invadido la finca San Rafael, de la familia Thomae”, señaló Gardiner.

Por su parte, Leocadio Juracán, del Comité Campesino del Altiplano (CCDA), dijo vía telefónica que la propiedad de la tierra es ancestral y por la reivindicación de ese derecho de los territorios existe persecución a líderes comunitarios, pero agrega que en ese lugar también hay planes de construcción de hidroeléctricas.

Uno de los hechos que ha suscitado el conflicto en esta área del país, según Juracán, es que la persecución no ha cesado y por el contrario se ha incrementado. “Estas luchas se remontan a hechos históricos, ahora existen supuestos propietarios de las fincas, cuando en realidad los territorios les pertenecen a los pueblos ancestrales”, subrayó.

Juracán recuerda que en el lugar en donde asesinaron a Quej Ixim, el pasado 6 de diciembre, hace un par de meses secuestraron a un pastor evangélico, “la comunidad se ha organizado y no han cesado de buscar justicia por la muerte del pastor; los comunitarios han mencionado que han encontrado armamento escondido en ese lugar, aquí podemos aludir que también es un territorio en disputa por el crimen organizado”.

“Institucionalmente nadie quiere asumir con seriedad, este año a partir de marzo se agudizó la represión y persecución de líderes comunitarios que luchan por su territorio ancestral, van  cuatro agresiones, un desaparecido y un asesinato, no se vale que estén matando a la población”, relató  Juracán.

Por su parte, Edwin Monroy, vocero de la Policía Nacional Civil (PNC) de esa localidad, se limitó a decir vía telefónica que a “Abelardo lo asesinaron en el patio de su casa y es una investigación en curso”.

Purulhá, Baja Verapaz un territorio marcado por desalojos y amenazas.

Este es un territorio en disputa desde tiempos remotos. Actualmente la familia Thomae, de origen alemán, y que históricamente se ha dedicado al cultivo de café en fincas de las verapaces, ha invertido en proyectos hidroeléctricos desde 2008, lo cual ha repercutido en el desalojo familias poqomchi’, uno de los casos más recientes ocurrió en la comunidad Washington.

Para leer sobre lea la siguiente nota:

En una publicación del Centro de Medios Independientes (CMI) mencionan que solo en Baja Verapaz se concentran 7 proyectos hidroeléctricos autorizados, que suman un total de 84.44 MW de potencia. Cifra mínima comparada con la que producen estos negocios en las cuencas de Alta Verapaz o Quiché, pero eso no impide que confluyan los intereses de algunas de las familias más poderosas del país.

En los últimos meses la persecución se ha agudizado, el 27 de julio de este año un grupo armado disparó contra pobladores de la comunidad de Dos Fuentes en Purulhá. El ataque está vinculando a finqueros que buscan despojar de este territorio a las más de 70 familias que habitan este lugar.

Para leer más sobre estos ataques:

Medida cautelar para familias poqomchi´

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó el pasado 14 de octubre medidas cautelares de protección a favor de familias indígenas maya poqomchi´ de las Comunidades Washington y Dos Fuentes, tras considerar que se encuentran en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos en Guatemala; http://www.oas.org/es/cidh/prensa/comunicados/2020/255.asp

Según el comunicado de prensa de la CIDH,  las familias se encuentran en una situación luego de una serie de amenazas, intimidaciones y agresiones en el marco de un conflicto agrario sobre las tierras que habitan y de las cuales reclaman propiedad ancestral. La Comisión solicitó información al Estado, quien brindó sus observaciones; y tras analizar los alegatos de hecho y de derecho de las partes, a la luz del contexto específico en el que tendrían lugar, consideró que las familias indígenas maya Poqomchi´ de las Comunidades Washington y Dos Fuentes se encuentran en una situación de gravedad y urgencia, puesto que los derechos a la vida e integridad personal de sus miembros están en riesgo.

El 11 de agosto las comunidades en resistencia de la sierra de las minas exigieron por medio de una denuncia pública; al sistema de justicia, que investigue al grupo de asesinos y perpetuadores del miedo, que tiene a su servicio a Byron Thomae.

Para leer la denuncia completa; https://www.prensacomunitaria.org/2020/08/denuncia-publica-de-las-comunidades-en-resistencia-de-la-sierra-de-las-minas/

Autoría y edición

Periodista curioso, contador de historias invisibles. Creo en el periodismo riguroso y comprometido.

COMPARTE