La silenciosa destrucción de la reserva natural Setal en El Estor

COMPARTE

Créditos: estoreña5
Tiempo de lectura: 5 minutos
Foto: La voz estoreña

Por Nelton Rivera

15 de febrero 2019

La vertiginosa extracción minera en El Estor, Izabal, a manos de la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN), provocó la destrucción parcial de una parte de la reserva natural Setal. Así lo denunciaron varios comunitarios q’eqchi de esa región. La actividad minera es a cielo abierto y comenzó en 2011, poniendo en riesgo los principales nacimientos de agua, ríos y al Lago de Izabal.  La maquinaria pesada modificó de la noche a la mañana la zona montañosa del municipio, y la reserva natural privada Setal se ve amenazada.

El Estor sigue siendo uno de los pulmones verdes en el Caribe guatemalteco, con múltiples recursos hídricos, un lago de 48 kilómetros de extensión, bosques, selva, recursos naturales, flora y fauna, además de dos ríos importantes que atraviesan este territorio, el Río Dulce y el Polochic. Ambos desembocan en el Atlántico, convirtiéndolo en un sitio con una actividad turística fuerte.

Los ritmos de la compañía parecen haberse alterado, la maquinaria pesada prácticamente arrasó con una parte de la reserva natural Setal, especialmente la zona que habitó y protegió la comunidad agraria El Gosén, que fue desalojada por CGN en 2018 a cambió de que liberasen a dos de sus dirigentes campesinos acusados por la empresa por el delito de usurpación del área protegida.  Izabal: Preso Por Negarse A Abandonar Su Tierra Por Presión De La Compañía De Níquel

Camiones de volteo, desde pequeños hasta las famosas góndolas, van y vienen transportando grandes cantidades de tierra, con el níquel junto a otros minerales que se extraen del suelo y que se llevan fuera del país. Una parte va la planta de procesamiento que trabaja a mil por hora por las noches para que no se vean las chimeneas expulsando lo que procesan, y otra parte se coloca en buques que posteriormente se internan en dirección a ultramar. Segeplan dice de la empresa que:

Los recursos naturales del municipio, son amenazados por los intereses de transnacionales como la empresa que se dedica a la extracción a cielo abierto de minerales, especialmente de níquel, ubicada en El Estor. No solamente contamina los recursos naturales del municipio, sino de todo el departamento, utilizando para el transporte de insumos el Río Dulce y el Lago de Izabal.[1]

De verde a rojo desolación

El gasto del suelo se puede ver a escasos centímetros de la carretera nacional que conecta a El Estor con el municipio de Panzós, Alta Verapaz. Esta sigue siendo una carretera de terracería cuyo único tramo con mantenimiento es el área en donde opera la minera. La reserva natural Setal se ubica a un extremo de la planta de producción de CGN, ahora sin la comunidad de El Gosén estorbando… En diciembre de 2018 se corrió la voz de alerta, varios comunitarios observaron que la empresa había trazado una carretera en el interior de la reserva.[2]

Foto: La voz estoreña

En enero de 2019, se confirmó el avance de la extracción de níquel dentro de Setal, en la zona en donde había habitado la comunidad El Gosén. Desde el 2017 las familias que formaban parte de esta comunidad denunciaron que el interés de la empresa por desalojarlos de la finca, era el de explotar el suelo sin que nadie protegiera el bosque o la selva.

Cuando se viaja desde el centro del municipio rumbo a Panzós, se puede ver a cada 100 metros puestos de control y vigilancia de la empresa de seguridad de la mina. Todo lo anotan en sus cuadernos, incluso controlan la carretera comunitaria que comunica a la comunidad Las Nubes y otras que se encuentran en la parte alta de la montaña.

La reserva natural Setal, dentro de la finca Setal, fue entregada por el Conap en 2010 a una empresa canadiense. Esto durante el gobierno de Álvaro Colom, pasando a ser de uso privado. Bocanueva SA fue la empresa beneficiada. Forma parte de la transnacional canadiense International Niquel Corporation (Inco),[3] razón por la cual la reserva natural continúa estando en las manos de CGN, una empresa con 60 años de haberse establecido en esta región.

Fue en esta misma reserva natural en donde ocurrió la muerte misteriosa de tres estudiantes de la carrera de Biología de la Universidad del Valle de Guatemala UVG, en 2012: Juan Carlos Velásquez Marroquín, Nahomy Lara Orellana y Ángel Rodolfo de León Palacios.[4] El juicio recién comenzó, luego de siete años de trabas legales por parte de la minera y la universidad. Inicia Juicio Por La Muerte De Estudiantes De La UVG

Una minera operando sin estudio de impacto ambiental

Recientemente los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, resolvieron que la demanda de las autoridades maya q’eqchi y la Gremial de Pescadores Artesanales tenía fundamento legal, confirmando que la CGN y la Compañía Procesadora de Níquel SA (Pronico) no realizaron la consulta libre, previa e informada a las comunidades q’eqchi de El Estor y de Alta Verapaz, afectadas por el proyecto Fénix.

Si CGN no realizó la consulta, prácticamente no completó el Estudio de Impacto Ambiental; sin este estudio, no puede tener la licencia de exploración y explotación de níquel. El Ministerio Público confirmó que la empresa violó el derecho de consulta, por lo tanto violó la ley de minería.

El otro proyecto minero de CGN-Pronico fue suspendido en 2015 por la Sala de apelaciones del ramo civil y mercantil. De esa cuenta perdió la licencia del Proyecto de Explotación Minero Niquegua Montufar II.[5]

Los magistrados, al momento de amparar a las comunidades por el proyecto minero Fénix, no suspendieron las operaciones de la mina. De haberlo hecho, quizás la reserva natural Setal se habría salvado.  


[1] Conclusión de la dimensión ambiental. Sistemas Segeplan http://sistemas.segeplan.gob.gt/sideplanw/SDPPGDM$PRINCIPAL.VISUALIZAR?pID=AMBIENTAL_PDF_1802

[2] Testimonio de un comunitario maya q’eqchi de El Estor, Izabal. Prensa Comunitaria. Año 2018.

[3] Luis Solano. Petroleras y mineras canadienses presionan. Albedrio. 27 de octubre de 2007. http://www.albedrio.org/htm/articulos/l/ls-019.htm

[4] Prensa Comunitaria. Justicia Estudiantes UVG. 28 de mayo 2018. https://prensacomunitaria.org/justicia-estudiantes-uvg/

[5] Prensa Comunitaria. Suspenden el proyecto minero Niquegua Montúfar en Izabal. 3 de diciembre 2015. https://comunitariapress.wordpress.com/2015/12/03/suspenden-el-proyecto-minero-niquegua-montufar-en-izabal/

COMPARTE