La policía agrede a dos periodistas en Chinautla y Escuintla cuando cubrían operativos policiales

COMPARTE

Créditos: Cortesía.
Tiempo de lectura: 4 minutos

Agentes de la Policía Nacional Civil agredieron a dos periodistas cuando cubrían operativos policiales en Chinautla y Escuintla. A Josué Cotzajay intentaron esposarlo, mientras que a Robin Ortega lo detuvieron y dañaron su cámara fotográfica y espera audiencia de primera declaración. Además, en este último hecho, lanzaron gas lacrimógeno al interior de un bus que llevaba mujeres y niños que habían participado en una protesta.

Por Simón Antonio Ramón

A lo largo de esta semana se registraron dos acontecimientos que impidieron a dos periodistas realizar su cobertura periodística; en ambos hechos están involucrados agentes de la Policía Nacional Civil (PNC); estas agresiones se dan en el contexto del deterioro de la institucionalidad democrática, indican analistas y asociaciones en defensa de la libertad de expresión y de prensa.

La primera agresión se registró el lunes 13 de junio, cuando agentes de la PNC subieron a un bus extraurbano desde el que el periodista Josué Cotzajay documentaba un operativo policial en Chinautla, intentaron ponerle las esposas, provocando que quienes estaban en el interior exigieran su liberación. Al final lo dejaron libre.

El segundo hecho se registró en Siquinalá, Escuintla, el jueves 16 de junio, cuando la policía detuvo al periodista Robin Ortega, del medio de comunicación Relax Noticias, mientras daba cobertura a un operativo policial en contra de varias personas que supuestamente habrían insultado a agentes.

En el lugar varios periodistas documentaban cuando la policía lanzo gas lacrimógeno al interior de un bus transporte, afectando a las personas que iban a bordo, especialmente a niñas y niños. La policía también intentó detener al periodista Carlos Paredes, de Prensa Libre y Guatevisión.

Ortega fue detenido despojado de su cámara fotográfica, que resultó dañada. El próximo 21 de junio tendrá la audiencia de primera declaración en el Juzgado de Primera Instancia Penal de Santa Lucía Cotzumalguapa. Mientras tanto, estará en un centro médico hasta el día de su audiencia.

El vocero de la PNC, Jorge Aguilar dijo a partir de la agresión en contra del periodista Robinson Ortega, la Inspectoría General abrió una investigación interna y ha brindado información a la Fiscalía de Delitos contra Periodistas, del Ministerio Público.

El periodista Robin Ortega, sometido en una patrulla de la PNC. Foto: Cortesía.

Al consultarle sobre la agresión en contra de Josué Cotzajay, el vocero informó que la Inspectoría lleva a cabo una investigación para determinar si la sanción es administrativa, que implicaría 30 días sin goce de salario o del despido; o judicial, en ese caso agregó que la decisión depende del Ministerio Público o de un juzgado.

Por su parte, el exrelator de Naciones Unidas para la libertad opinión y de expresión, Frank La Rue dijo que “la libertad de expresión va de la mano con el acceso a la información de la ciudadanía, porque la información pretende tener a un pueblo informado que puede tomar decisiones con información válida. Por eso es tan trascendente el papel de la prensa, la libertad de la prensa y la seguridad de los periodistas”.

El exrelator dijo además, que en Guatemala observa un deterioro progresivo de la actividad de la Policía Nacional Civil, particularmente hacia las y los periodistas.

“Cada vez con más intimidación, en algunos casos se convierten en demandas judiciales superfluas y en otros casos en acciones directas como en las marchas, manifestaciones o concentraciones, los periodistas simplemente están realizando su función, documentar los hechos y por ende deben contar con la protección policial y no deben ser maltratados por la policía”, indicó.

La Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) rechazó la acción de los agentes de la PNC e informó que abrió expediente institucional sobre el caso de Robinson Ortega y lo consideró un patrón de abuso de autoridad.

La Asociación de Periodistas de Guatemala (APG) también se pronunció: “Alertamos a la ciudadanía, a la comunidad internacional y los sistemas interamericano y universal de derechos humanos, sobre las pocas garantías para la libertad de expresión y la indefensión de los periodistas”.

El periodista Robin Ortega, se muestra ante los medios esposado, luego de ser trasladado por la PNC. Foto: Cortesía.

La Asociación de Periodistas de Quetzaltenango (APQ) se sumó e hizo un llamado a las autoridades del Ministerio de Gobernación y de la Policía Nacional Civil, “la APQ hace un llamado serio y de frente al Director General de la PNC, Héctor Leonel Hernández Mendoza, y al ministro de Gobernación, David Napoleón Barrientos que se abstengan de utilizar el aparato de seguridad poblacional como sistema de represión contra la prensa”.

Desde enero hasta hoy, se registran en Guatemala 74 casos de agresiones y restricciones al trabajo periodístico. En enero se registraron 7 casos, febrero 15, marzo 21, abril 15, mayo 12 y junio con 4, según monitoreo de Prensa Comunitaria.

 

 

COMPARTE