MP insiste en tramitar orden de captura internacional contra Thelma Aldana a pesar de asilo

COMPARTE

Créditos: Thelma Aldana, Facebook
Tiempo de lectura: 6 minutos

Por Regina Pérez

El Ministerio Público (MP) informó que ha dado trámite a una nueva orden de captura internacional en contra de la exfiscal general, Thelma Aldana, esta vez por la supuesta compra sobrevalorada de un edificio para la institución, en la zona 5, que costó Q35 millones. Por el momento, sin embargo, no existe una orden de captura contra Aldana y la exfiscal general señaló que la noticia, retomada por un periódico guatemalteco, es falsa.

Esta sería la segunda vez que el MP anuncia una orden de captura internacional en contra de la exfiscal general, quien vive en el exilio desde 2019 y que el gobierno de Estados Unidos le otorgó asilo político en 2020.

La primera fue solicitada a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) para ubicar a Aldana y extraditarla, por un supuesto caso de plazas fantasmas en el MP cuando ella fue Fiscal General, sin embargo, esta captura no procedió. Según informó Aldana en sus redes sociales en 2020 fue notificada por la Interpol del rechazo de la difusión roja que solicitaron las autoridades guatemaltecas.

El vocero del MP dijo al medio Prensa Libre que la orden de captura internacional en contra de Aldana “se encuentra en trámite” desde hace varias semanas, por el delito de fraude en el caso conocido como Gerencial Asunción sobre la compra de un edificio para el MP, durante su gestión. La noticia del nuevo trámite del MP en contra de la exfiscal fue publicada en la portada el matutino con el titular: “MP pide captura internacional de Thelma Aldana”.

A pesar de ello, no se trata de una orden de captura como lo publicó el medio.

De acuerdo con Juan Francisco Sandoval, exjefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), un juez de Guatemala no puede ordenar una captura internacional, porque no tiene competencia en todo el mundo. “Lo que pueden hacer es activar una solicitud de difusión roja en Interpol, esa es una vía”, indicó.

Lo que sí puede ordenar un juez, según el exfiscal Sandoval, es que el MP gestione en un país específico la captura internacional con fines de extradición.

Según dijo, hasta ahora ningún juez ha autorizado eso, tampoco la Interpol. “La portada (de Prensa Libre) fue sobre la base de una información que dio el vocero del MP”, señaló.

Ellos dicen que la van a gestionar (la orden de captura) pero de que ella tenga una orden de esa naturaleza en este momento al parecer no existe, dijo Sandoval.

En su cuenta de Twitter, la exfiscal señaló: “¿Seguirá la venganza por el artículo de New Yorker? Prensa Libre de hoy menciona en una nota a quienes dimos la entrevista a ese prestigioso medio internacional, ¿o es casualidad?”.

El artículo al que Aldana hizo referencia es un reportaje publicado por The New Yorker sobre los exfiscales de la FECI que han tenido que salir del país, entre ellos Juan Francisco Sandoval, exjefe de esa Fiscalía; Andrei González, Rudy Herrera y la exjueza de Mayor Riesgo, Erika Aifán.

Aldana también reaccionó a la noticia de Prensa Libre indicando que verificó la misma y es falsa. “Mañana deberían decir en primera plana que no es cierto. Pueden deducir responsabilidades al vocero del MP. Yo me reservo ejercer mis derechos para el momento oportuno”, escribió.

Entérese más aquí:

The New Yorker repasa la persecución contra de fiscales y jueces guatemaltecos exiliados en EE.UU.

¿Cuál es el procedimiento para una captura internacional con fines de extradición?

Una orden de detención internacional, según el abogado Alejandro Rodríguez, del ICCPG, se emite precautoriamente para que un país haga la captura. En ese país, la persona es sometida a un juez quien dispone si se le da o no una medida sustitutiva en lo que realiza la extradición. Sin embargo, la extradición puede proceder o no, según lo que ordene el juez.

Ese proceso de extradición se rige por el derecho del país en donde se ha capturado a la persona y ahí debe haber un debido proceso legal, explicó el abogado. En este proceso, se determina si existen o no las bases para la extradición, porque pueden darse diferentes situaciones.

El abogado añadió que hay un principio de doble incriminación, que quiere decir que un país no va a extraditar a una persona si el delito no está contemplado en su legislación o puede haber situaciones en las que considere que no hay fundamento para su detención.

Si considera que es persecución política, el país puede no otorgar la extradición y para eso es este proceso, indicó.

Actualmente, Guatemala y Estados Unidos tienen un tratado bilateral de extradición vigente, motivo por el cual se realizan entre ambos países. Sin embargo, las extradiciones de Estados Unidos a Guatemala llevan más tiempo, dijo el abogado.

Antes de que la Interpol publique una notificación roja, a solicitud de un país miembro, estas son examinadas por un grupo especializado, según se explica en la página web de esa institución. Luego de ello emite una decisión y la aprueba o la deniega. En el caso de Aldana, en la primera solicitud, esta fue denegada.

Sin embargo, no se trata de una orden de captura, porque un juez guatemalteco no puede emitirla. Lo que sí puede hacer es solicitar la activación de la alerta roja a la Interpol la que evalúa la petición para aceptarla o denegarla. La Interpol aclara que quien busca a estas personas es un país o un tribunal internacional.

“Interpol no puede obligar a las autoridades de aplicación de la ley de ningún país a detener a una persona objeto de una notificación roja”, explica.

Rodríguez indicó que la solicitud para una captura se puede hacer a través de Interpol pero la extradición tiene que hacerse a través de las autoridades designadas por cada Estado parte en los convenios de Extradición. En algunos casos las autoridades asignadas son los Ministerios Públicos o a través de Ministerios de Relaciones Exteriores o del Organismo Judicial.

El anuncio de la orden de captura internacional contra Aldana se realiza en el marco de la designación de Fiscal General. Foto: Prensa Gob.

Noticia se revela en marco de importante designación

La información se conoce a pocos días u horas de que el presidente Alejandro Giammattei designe al nuevo fiscal general de una nómina de seis en la que también aparece Consuelo Porras. No está claro cuando será el nombramiento, pero según el vocero de la Presidencia, tendrá que ser antes del 16 de mayo. Ese día, Porras presentará su cuarto informe anual.

Según el politólogo Jorge Wong, “da la impresión de que esa noticia es para dar a entender de que el MP está trabajando y está dándole seguimiento a temas que son de importancia para la justicia en el país, eso por un lado”, dijo.

Por otro lado, Wong indicó que la noticia sale “para dar la certeza de quien es la persona idónea para continuar en el puesto de Fiscal General”.

Según el analista, esto puede ser bien visto por un pequeño grupo de personas en Guatemala, que fueron procesadas por el MP durante la gestión de Aldana, cuando se impulsó la lucha contra la corrupción, más no así por la comunidad internacional.

A nivel internacional, tanto Estados Unidos como el Parlamento Europeo se han pronunciado sobre la persecución de abogados y fiscales que han luchado contra la corrupción, por parte del MP que dirige Consuelo Porras.

En marzo pasado, el Departamento de Estado de EE.UU., señaló estar bastante preocupado por los continuos y descarados ataques de la fiscal Porras, quien a través de las detenciones por motivos políticos de servidores públicos actuales y anteriores, atenta contra el sistema de justicia.

Por su parte, el Parlamento Europeo criticó las acciones judiciales emprendidas por Porras en contra de jueces, abogados y fiscales que investigan a estructuras señaladas de estar vinculadas a altos cargos del Estado y a algunos empresarios.

Según el abogado Rafael Maldonado, para el país, la posición que ha tomado Porras, evidencia internacionalmente que Guatemala es un país donde no existen las condiciones adecuadas para que las y los ciudadanos luchen contra la corrupción.

“Es un ensañamiento de la Fiscal en contra de todos aquellos que han luchado contra la corrupción anteriormente y un mensaje a las personas que aún en el país estamos en esa lucha por la búsqueda de la justicia, para infundir temor y buscar que no se hagan acciones en contra del “pacto de corruptos”” dijo Maldonado.

Wong señaló que la orden de captura internacional en contra de Aldana es la punta del iceberg y se espera que haya más solicitudes de captura en contra de otras personas exiliadas en Estados Unidos, por la lucha contra la corrupción en Guatemala.

La compra de un edificio, el origen del trámite

La compra de un edificio para el MP en la zona 5 durante la gestión de Aldana motivó este caso en contra de la exfiscal general, tras una denuncia de Ricardo Méndez Ruiz, presidente de la Fundación contra el Terrorismo.

En 2020, Porras declaró lesivo el contrato de compraventa de dicho edificio, señalando que era lesivo para los intereses de la institución. Según el ente investigador, la compra del mismo fue sobrevalorada en Q3.5 millones. La compra total del edificio fue de Q35 millones.

Por tener asilo político, abogados consideran que no procedería la extradición de Aldana.

Según Rodríguez, una posible extradición no va a proceder “precisamente se considera que estas peticiones son persecución política y por lo tanto el Estado de Estados Unidos no la va a otorgar”.

 

 

 

COMPARTE