Familia alemana promovió nuevo intento de desalojo contra 250 familias en Cobán

COMPARTE

Créditos: Cortesía.
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Elías Oxom

Un intento de desalojo se llevó a cabo ayer, 25 de mayo, en contra 250 familias de las comunidades San Luis Las Promesas y Cruce del Valle, Cobán, Alta Verapaz. En el lugar también se encuentran las comunidades Río Azul, Agua Tortuga y Agua Dulce, que luchan por recuperar sus tierras. El lugar se ubica en el kilómetro 256, en la ruta de Cobán a Chisec,  la finca, dijeron algunos pobladores, está a nombre de Dorotea Dieseldorff, nieta de los primeros alemanes que llegaron a La Verapaz, durante el gobierno liberal de Justo Rufino Barrios.

Por la mañana se observó la presencia de una gran cantidad de unidades de la Policía Nacional Civil y el ejército en las afueras del Estadio Verapaz que se perfilaban a ejecutar una orden de desalojo contra 4 comunidades de Cobán.

Según algunos vecinos cientos de policías ingresaron a las diez de la mañana a la localidad. Otros cientos de soldados del ejército se ubicaron en puntos estratégicos de la ruta que conduce de Cobán a Chisec.

Según uno de los pobladores, al lugar se presentaron el juez encargado de las diligencias, el gobernador departamental, Fernando Jeremías Rodríguez Klarck; la auxiliatura de la Procuraduría de los Derechos Humanos de Alta Verapaz, el representante del ejército y de la policía. Unos 600 pobladores entre ellos mujeres y niños impedían que se efectuara el desalojo, “no dormimos toda la noche, estábamos preocupados”, indicó el vecino de la localidad.

Durante el acercamiento con los comunitarios, un desconocido de particular, con sombrero negro y chaleco antibalas, decía a los pobladores:  “no queremos usar la fuerza, los policías también son seres humanos”. También acusó a los pobladores de usurpar esas tierras.

Un grupo de pobladores informó que el juez dio 30 minutos para que abandonaran el lugar, pero respondieron que les iban a esperar en el mismo lugar y que no se iban a mover de ahí, que iban a resistir; “no estamos invadiendo, queremos recuperar las tierras que pertenecieron a nuestros abuelos”, indicaron.

Agotados los 30 minutos que indicó el juez, a eso de las 12 y media de la tarde, las unidades de la PNC empezaron a abandonar Cubilwitz con dirección a Cobán. Los vecinos del lugar están en alerta y repudian la actuación de las autoridades, que enviaron a tantos integrantes de la fuerza pública, dispuestos a reprimirlos.

Según el reporte de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), el desalojo fue suspendido debido a que no había condiciones de seguridad para todas las personas. La información de la PDH refiere que en el operativo el Ministerio de Gobernación destacó a 987 agentes de la Policía Nacional Civil y 523 elementos del ejército participaron en esta diligencia.

Arturo Chen, un dirigente comunitario, consideró que durante el gobierno del general Justo Rufino Barrios, entre 1873 y 1885, hubo una segunda colonización en el territorio Q’eqchi’; las tierras de La Verapaz fueron entregada a familias alemanes como los Diesseldorf, Thomae y Sapper. Solo la familia Diesseldorf entre 1890 – 1937 llegó a ocupar 2 mil 200 caballerías de tierra que equivalen a 143 mil manzanas, concluyó.

Desde los gobiernos liberales, los Q’eqchi’ se convirtieron en mozos o colonos de los alemanes y desde esa fecha, quienes luchan por recuperar sus tierras ancestrales son perseguidos, criminalizados, encarcelados o asesinados, tal como el caso de Adelina Maquín (Mamá Maquín), una lideresa maya Q’eqchi’ quien encabezó una caminata para reclamar sus tierras ancestrales en 1978, en Panzós frente a la municipalidad. A raíz de esto fue asesinada por el ejército ese mismo año.

 

 

 

COMPARTE