Radio Nimlajacoc celebra 9 años de servicio comunitario en Alta Verapaz

COMPARTE

Créditos: Cortesía
Tiempo de lectura: 4 minutos

Por Elías Oxom

La radio Nimlajacoc 92.1 F.M. ubicada en la aldea del mismo nombre, en Cobán, Alta Verapaz, celebró el sábado 4 de diciembre 9 años de su fundación, bajo los principios de informar y ser la voz de las comunidades Q’eqchi’ de Cobán e Ixcán, con diversas actividades deportivas y pirotecnia en la aldea Ixloc.

Rodolfo Urrutia, director de la radio, dijo que se conmemoró también un año de trabajo en la radio que ha significado mucho esfuerzo de quienes forman parte del equipo de la radio, ya que recordó el empuje que han brindado desde que comenzó el proyecto en el 2007 y 2008.

“Cuando no celebramos, olvidamos los esfuerzos anteriores, lo importante es la participación y la convivencia con las comunidades y las autoridades comunitarias”, indicó.

Foto: cortesía

En sus inicios

Urrutia recordó que cuando comenzaron con la radio no había muchos programas, pero poco a poco la gente se empezó a dar cuenta de su importancia, sobre todo para informar sobre los desastres naturales, “la función de la radio es de mucha importancia en las comunidades, porque está al servicio de ellas”, añadió.

A decir del director de la emisora, se pensó en fundar una radio comunitaria porque en los años 80, muchos de los pobladores de la localidad fueron asesinados sin que nadie se enterara de lo que estaba pasando.

“Gracias al apoyo de hermanos solidarios se pudo fundar con el objetivo de que las comunidades Q’eqchi’ tengan una radio que esté al servicio de ellos, por ejemplo, para para hacer las convocatorias a las reuniones”, dijo.

La radio Nimlajacoc también ha dado cobertura las manifestaciones de distintas problemáticas que han hecho las comunidades.

Amenazas y acompañamiento durante desastres

Entre las dificultades que se han encontrado en el ejercicio de la comunicación comunitaria, están las amenazas de allanamiento en 2016 debido a una orden de allanamientos a todas las radios comunitarias que funcionan en Alta Verapaz. La radio estuvo en peligro, porque el Estado nunca ha querido que las comunidades tuvieran una radio y por esa razón también tuvieron miedo, resalta el director.

“Tuvimos miedo cuando se supo que iban a allanar todas las radios comunitarias en Alta Verapaz, pero hemos pasado momentos difíciles hasta el punto de tener que sacar el equipo con tal de conservar el patrimonio de las comunidades. También hemos tenido desperfectos en los equipos, a veces por los rayos, pero gracias al creador durante estos 9 años hemos estado trabajado y sigue funcionando la radio”, recalcó Urrutia.

Urrutia recordó que una de las coberturas más importantes que hicieron fue 2014, durante los desastres naturales en la comunidad San Antonio Chiquito, donde se registraron deslizamientos de tierras y viviendas soterradas por saturación de agua de lluvias, que también afectó a otras comunidades de Ixcán, Quiché.  También dieron acompañamiento a la comunidad de Monte Olivo durante los desalojos en 2014.

“Pusimos en riesgo nuestras vidas, porque no estaban recibiendo a cualquier persona y la radio estuvo presente”, indicó el director.

En 2015, cuando las comunidades se sumaron a las acciones nacionales de rechazó a la corrupción del gobierno de Otto Pérez Molina, la radio jugó un papel importante al ser el único medio de comunicación que tenían las comunidades para informarse.

El director recordó además que realizaron coberturas cuando se intentó aprobar la ley sobre las semillas transgénicas en 2014. “La radio comunitaria siempre ha acompañado a las comunidades; es por eso que las personas han entendido que la radio comunitaria es del pueblo”, concluyó.

Una herramienta de las comunidades

Lucas Ramírez, coordinador del programa de la región de Nimlajacoc, resaltó que la radio es una herramienta importante para las comunidades, porque que da información de lo que acontece a nivel local y nacional, se transmiten los acontecimientos para que las comunidades estén informadas y los locutores de la radio son seleccionados por el Consejo de Segundo Nivel de la comunidad, además por la comisión de radio, los Consejos Comunitarios de Desarrollo (COCODES) de primer nivel,  para que estén enterados y sean los que tomen las decisiones de importancia para la radio. “Ellos son la base las comunidades, son los de la última palabra”, indicó.

Ramírez dijo que se utiliza el término de radio comunitaria porque está al servicio de las comunidades, mientras que las radios comerciales no dan a conocer cuando las comunidades indígenas son afectadas.

Entre los programas que se transmiten actualmente se incluye un segmento educativo conducido por profesores locales, también cuenta con espacios de marimba y arpa para rescatar la música de los pueblos y uno de noticias locales y nacionales.

Foto: cortesía

Por la radio se informan y se organizan

David Baleu, uno de los pobladores de la localidad, oyente de la radio Nimlajacoc y autoridad comunitaria, comentó que la radio cumple un papel importante cuando hay un suceso en las comunidades o por los desastres naturales.

“Por medio de la radio nos enteramos y las comunidades nos organizamos para solidarizarnos con los damnificados, nos enteramos de los desalojos y hasta de las torturas hacía nuestros pueblos. Antes de que la radio empezara a funcionar la gente viajaba hasta la cabecera municipal para dejar una nota y pagar una cuota alta para que pasara la información en las radios comerciales”, indica Baleu.

Para Baleu otro de los roles importantes que ha cumplido la radio es que no solo ha servido para informar, también se ha convertido en una parte de la organización y formación comunitaria, porque cuando hay manifestaciones se autoconvocan escuchando las noticias y cuando hay desastres naturales las personas empiezan a llamar a la radio para colaborar, y con ello más comunidades se suman a las acciones de solidaridad.

El entrevistado dijo que en algunas ocasiones también se ha convertido a la radio en centro de acopio. “La radio es de las comunidades, porque está al servicio de la comunidad, no es una radio privada porque no tiene dueño. Son las comunidades quienes lo escuchan y la apoyan, incluso a través de actas que se han levantado en respaldo a la radio comunitaria”, concluyó Baleu.

Foto: cortesía

Autoría y edición

Periodista Maya Q'eqchi' en Alta Verapaz

COMPARTE