Quesadillas de arroz y pan de maíz, una tradición que permite subsistira a una familia de Sayaxché, Petén

COMPARTE

Créditos: Elmer Ponce
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Elmer Ponce

Son las 4 de la tarde. Es viernes y el canto de las aves rompe el silencio en la casa de doña Everilda Monroy de 76 años de edad. Ella, junto a su hijo, Gustavo Ventura de 42 años, viven en la aldea el Paraíso, del municipio de Sayaxché, Petén. Un olor agradable también inunda el entorno. Ese olor también es una señal para muchas personas en la comunidad. Saben que los viernes doña Everilda hornea quesadillas de arroz y pan de maíz, una labor que ya se hizo una costumbre de familia, que heredó de su mamá y que ahora uno de sus nueve hijos también realiza.

Doña Everilda cuenta que nació en la comunidad de  San José Cubiletes, del municipio de Quetzaltepeque, departamento de Chiquimula, en 1945 y que tiene 50 años de residir en el departamento de Petén. Fue su familia quien le heredó la tradición de las quesadillas y el pan de maíz, algo que practica desde siempre, recuerda.

En su casa tiene un horno, que según indica, tiene 30 años de haberse construido y hoy es una de las principales herramientas para la labor que realizan junto a su hijo. En promedio, entre quesadillas y pan de maíz, logran elaborar entre 80 y 90 piezas que comercian con la población de la aldea y vecinos del área urbana de Sayaxché, a unos 10 kilómetros de distancia, que no es impedimento para que todas las personas que quieran disfrutarlos con una taza de café o con refresco, lleguen a adquirirlos.

Para Gustavo Ventura, hijo de doña Everilda, esto les ayuda a tener un ingreso familiar, ya que las condiciones laborales en la zona no son tan buenas y la edad de su mamá ya no le permite tener un trabajo para sostenerse.

Con anterioridad elaboraban sus productos los miércoles y viernes, pero debido al trabajo pesado para los dos, decidieron solo trabajar los viernes, día en el que a muy tempranas horas preparan el arroz y las mezclas. El sol juega un papel importante en el secado del arroz y se ha convertido en uno de sus mejores aliados, al punto que si no hay sol, no hay quesadillas.

Las quesadillas y el pan de maíz, son un delicioso postre preparado a base de harina de arroz o maíz mezclado con queso.  Además de ser un aparte importante de la gastronomía de Guatemala por su sabor y tradición, actualmente son un medio de subsistencia para muchas familias en el país.

Autoría y edición

Periodista comunitario en la región del Petén

COMPARTE