Huehuetenango: presentación de las autoridades ancestrales Q’anjob’al de Jolom Konob’

COMPARTE

Créditos: Autoridad Ancestral Maya Q’anjob’al. Foto Tunk Misael
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Lencho Pez

El pasado 27 de diciembre de este año, se realizó la transición de mando de las autoridades ancestrales del pueblo Maya Q’anjob’al del norte del departamento de Huehuetenango. La Casa ceremonial Jolom Konob’, es sede del sistema de administración espiritual de la vida de los pueblos que conforman la nación Q’anjob’al.

El abuelo Francisco Lucas y su esposa Lucia Nicolás, dos personas emigrantes desde hace 37 años hacia los Estados Unidos, desplazados por el Conflicto Armado Interno CAI en Guatemala. Cómo ellos miles decidieron huir cuando la represión del Estado estaba cobrando miles de vidas. Fueron los primeros migrantes que llegaron a la ciudad de Alamosa en el estado de Colorado, en los Estados Unidos. 

Francisco Lucas, es uno de los líderes Q’anjob’al en los Estados Unidos que ha trabajado en pro de los Derechos Humanos en esa ciudad y su proyección de liderazgo se ha destacado ante las autoridades del estado, especialmente ante el Departamento de Migración, la policía estatal, hospitales y otras entidades. 

Desde hace varios años se convirtieron en ciudadanos estadounidenses, por esa razón, cualquier incidente que ocurre en los EEUU, con cualquier guatemalteco Q’anjob’al o de otros lugares, son atendidos por ambos. 

Comunidades mayas reorganizadas en EEUU y las autoridades estatales se abocan a don Francisco para solicitar su apoyo de intérprete a la persona que tenga algún asunto jurídico con la ley, ya que domina bien los idiomas Q’anjob’al, Español e Inglés. 

El cambio de la autoridad ancestral 

Este ocurre cada 31 de diciembre, se realiza ante la asamblea y se transmite por la radio Comunitaria Snuq’ Jolom Konob’, con alcance en varios municipios Q’anjob’al, en México y los Estados Unidos. 

En este acto participó el alcalde municipal y su corporación, se presentaron como las nuevas Autoridades Ancestrales, que ostentan el cargo de la vara ancestral que los acredita como los dirigentes  de la vida espiritual de los pueblos del área Q’anjob’al.

En su discurso, en el que se mostró muy nostálgico ofreció su apoyo al pueblo, y habló sobre los valores de la cultura, el contacto con la madre naturaleza, cómo la madre tierra nos da de comer y beber, nos da el maíz, la hierba, nos da el oxígeno y todos los componentes de la vida, por lo que somos los responsables de conservarlos, así mismo debemos trabajar en conjunto con las autoridades municipales, siempre y cuando estos accedan. 

Se refirió a cómo la cultura del hombre y la mujer blanca, han influido en nuestra vida cultural, sin embargo, es parte de nuestro trabajo recuperar nuestros valores que a través del tiempo se han ido perdiendo.

Ambos tomaron una fuerte decisión, ya que después de tantos años de vivir en comodidad en los EEUU, optaron por el compromiso que implica una gran responsabilidad de servir a un pueblo sin devengar un sueldo, como pasa con un cargo político partidario.  

Autoría y edición

COMPARTE