Congresistas de EE.UU. piden sancionar a compañías tecnológicas de espionaje por violaciones a DDHH

COMPARTE

Créditos: Prensa Comunitaria
Tiempo de lectura: 2 minutos

 

Por Prensa Comunitaria

El congresista Gregroy Meeks, que preside la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, anunció que junto a sus colegas Ron Wyden, Adam Schiff, Carolyn B. Maloney entre otros, llamaron al Departamento de Estado de EE.UU, y al Departamento del Tesoro a imponer sanciones bajo la Ley Magnitsky a compañías tecnológicas que han permitido abusos a los derechos humanos y el hackeo de funcionarios de gobierno, periodistas y trabajadores de oenegés.

Entre las compañías mencionadas por los congresistas en una carta figura NSO Group, a la que según un informe de Citizen Lab, está afiliada la empresa de vigilancia Circles, que fue contratada por la Dirección General de Inteligencia Civil (DIGICI) en Guatemala, para vigilar a periodistas, defensores de derechos humanos y políticos, según investigaciones periodísticas.

Entre otras compañías que piden sancionar están DarkMatter, que hackeó dispositivos y cuentas de activistas de derechos humanos y periodistas, incluyendo estadounidenses; Nexa Technologies, conocido como Amesys, NSO Group y Trovicor.

En una carta enviada al secretario de Estado, Antony Blinken y a la secretaria del Departamento del Tesoro, Janet Yellen, los congresistas pidieron sancionar a las compañías tecnológicas por haber permitido violaciones a los derechos humanos como arrestos, desapariciones, tortura y asesinatos de periodistas y activistas, como el del columnista Jamal Khashoggi, al vender tecnología poderosa de vigilancia a gobiernos autoritarios.

Los congresistas señalan que la Ley Global Magnitsky sobre Responsabilidad de Derechos Humanos proporciona autoridad para sancionar a individuos que responsables de graves violaciones a los derechos humanos y que la orden ejecutiva 13818 les provee de autoridades adicional para sancionar a las personas que proveen apoyo tecnológico que permite dichas violaciones.

Urgimos que agreguen a las siguientes compañías, sus directores ejecutivos, altos ejecutivos y otros agentes a la Lista de Nacionales Especialmente Designados publicada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), señalaron en la misiva.

Cada una de estas compañías son cómplices en los abusos a derechos humanos posibilitados a través de tecnología de vigilancia y sus servicios fueron vendidos a gobiernos extranjeros autoritarios, mencionaron los congresistas.

Estudio de Citizen Lab: Guatemala entre los gobiernos que espía a sus ciudadanos

Autoría y edición

COMPARTE