Créditos: Autoridades indígenas Chuarrancho
Tiempo de lectura: 4 minutos

 

Con preocupación, la alcaldía indígena maya Kaqchikel de Chuarrancho alertó que se están realizando estudios topográficos para implementar un proyecto carretero denominado libramiento Chuarrancho, que formaría parte del anillo regional, un proyecto que abarcaría desde San Juan Sacatepéquez hasta Sanarate, El Progreso, sin haber consultado a las comunidades indígenas y sus autoridades.

 

Por Prensa Comunitaria

Aunque de momento la construcción del anillo regional se encuentra en planes y no se ha concretado, las autoridades indígenas de Chuarrancho, Guatemala, dijeron que hace un mes llegaron a la comunidad unas personas que dijeron ser ingenieros para informar que realizarían un estudio para la construcción del nuevo libramiento; el 95% de los contratos adjudicados por el ministerio de Comunicaciones para este año están asociados a las emergencia por desastres naturales o mantenimiento de carreteras.

La semana pasada, la población vio llegar a topógrafos a la tierra comunal y carretera principal de Chuarrancho, ante esa situación, el domingo 28 de noviembre realizaron una asamblea comunitaria para discutir el tema y decidieron pedir más información y, de ser necesario, detener el proceso.

Foto: autoridades indígenas Chuarrancho

“Se hizo una pequeña comisión para verificar y los topógrafos que estaban en el lugar mostraron una nota que extendió el ministerio de Comunicaciones, a través de la Dirección de Caminos, donde solicitan permiso a personas particulares, privadas y se solicita el apoyo a la Policía Nacional Civil y del Ejército para que puedan realizar su trabajo”, indicaron las autoridades indígenas de Chuarrancho.

Según esa información, el libramiento en Chuarrancho sería una alternativa de carretera que no pasaría en medio del pueblo, si no al costado norte, supuestamente para que no dañar a la población, dijeron las autoridades indígenas que, según dijeron, ven con desconfianza la falta de información.

En la nota que los topógrafos entregaron a las autoridades indígenas se puede leer que ese estudio estaría financiado por la agencia de cooperación de Estados Unidos (USAID) bajo un programa que de nombre Proyecto Creando Oportunidades Económicas, pero las autoridades indígenas solicitaron información, porque aseguran que son los administradores de la tierra comunal y no la municipalidad, que durante este período está bajo la administración del alcalde Alejandro González, que ganó las elecciones por el la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Foto: autoridades indígenas Chuarrancho

Al contactar vía telefónica a la municipalidad de Chuarrancho, Otto Manuel Chocón, de la unidad de Relaciones Públicas, confirmó que se autorizaron los estudios topográficos en el lugar y que está siendo financiado por una consultoría a cargo de Cementos Progreso.

“Ellos son una asociación -las autoridades indígenas-, que se han opuesto a varios proyectos incluso municipales. El anillo regional es un proyecto del Estado”, indicó Chocón.

Proyecto pasaría por nacimientos de agua

En el mapa de construcción de la carretera que se presentó a las autoridades indígenas se prioriza el área norte del municipio, justo donde hay varios nacimientos de agua, uno de ellos abastece a la comunidad y es reconocido como el Encinal.

Además, Chuarruancho no es un municipio plano, es una montaña con barrancos a ambos lados y eso preocupa a la población, porque podría pasar lo mismo que en el libramiento de Chimaltenango, con inundaciones y derrumbes constantes.

“Si ellos tienen un oficio de parte de la Dirección General de Caminos desde febrero de este año, ¿por qué hasta ahora llegan a las autoridades indígenas?”, cuestionaron las autoridades, sobre los más de 18 kilómetros del trazo que se pretende hacer de carretera sobre la tierra comunal.

Importancia de la tierra comunal

Para las autoridades indígenas, la tierra comunal es sagrada, en referencia al uso y estructura de propiedad precolonial, que además de servir para abastecer las necesidades de la población también tiene un sentido espiritual importante, por lo que se oponen a que sea desmembrada y aseguran que será defendida.

La tierra comunal es propiedad de toda la población de Chuarrancho, según el registro número 339, folio 1, libro 49 inscrito en el Registro General de la Propiedad, algo que quedó firme luego de un proceso legal que las autoridades indígenas y la población emprendieron en contra de la municipalidad, que intentó adueñarse de la tierra durante la gestión del fallecido exalcalde Santos Punay en 2001.

En 2014, la Corte de Constitucional (CC) dejó en firme la sentencia que restituyó la tierra de Chuarrancho a sus legítimos propietarios, la Comunidad Indígena de Vecinos de la Aldea Chuarrancho.

El 65% del municipio de Chuarrancho, aproximadamente, constituye las 81 caballerías de tierra comunal, lo que quiere decir que cada vecino tiene derecho de posesión y de usufructo de la tierra comunal, porque cada persona tiene su propio derecho al terreno donde está su vivienda o las manzanas donde cultivan.

Las 81 caballerías también incluyen bosques y nacimientos de agua, que son propiedad de unas 7 mil familias, por eso, cualquier uso de la propiedad comunal, debe ser consultado a cada una de ellas, y así saber si están o no de acuerdo con el proyecto carretero.

El resto del municipio es propiedad privada, lo que significa que la municipalidad no es dueña de ninguna porción de tierra de ese municipio, enfatizaron las autoridades indígenas.

No obstante, para el encargado de relaciones públicas de la municipalidad, la sentencia de la CC lo que indica es que la “comunidad de nuestro municipio, no se refería a la comunidad indígena que ellos -las autoridades indígenas- listamente le pusieron ese nombre a su asociación, se lo tomaron para ellos”.

Sobre el anillo regional, añadió: “aunque ellos no quieran, ese es un proyecto de Gobierno que no podemos obstaculizar, simplemente ahora se está tomando topografía alrededor del municipio porque por ahí va a pasar y va a tocar una aldea, pero ahí no es obstáculo. Para nosotros sería un desarrollo, ellos tratan de ver mucho para atrás, nosotros lo vemos para un desarrollo de nuestro municipio”, enfatizó Chocón.

Si la municipalidad autorizó, tendrá problemas

Hasta el momento, las autoridades indígenas planifican la fecha para realizar una próxima reunión con dirigentes, autoridades indígenas y vecinos, para pedir explicaciones a la municipalidad sobre lo sucedido.

“Si la municipalidad autorizó alguna licencia o permiso y eso se confirma sería un gran problema para la municipalidad, porque no lo pueden hacer sin el proceso de consulta a las autoridades indígenas”, puntualizaron las autoridades.

Autoría y edición

COMPARTE