REDSAG: soberanía alimentaria el único camino para resolver la crisis alimentaria y climática

COMPARTE

Créditos: REDSAG
Tiempo de lectura: 2 minutos

 

“Sino cambiamos el modelo estamos condenando el futuro de la humanidad. La ambición de los empresarios y corruptos destruye la vida”, lideresa de la costa sur del país.

Por REDSAG

La soberanía alimentaria es la única vía para resolver la crisis alimentaria y climática. Esa fue la conclusión a la que llegó este jueves la Red Nacional por la Defensa de la Soberanía Alimentaria en Guatemala (REDSAG), luego de realizar su asamblea nacional 2021 en Chimaltenango.

Según se mencionó en su declaración final, el gobierno debería tener un enfoque de trabajo basado en sistemas alimentarios sustentables y no en una producción tradicional, como comúnmente lo hace, porque el uso de agrotóxicos afecta la salud humana y a la Madre Tierra.

Las delegaciones participantes en la asamblea de la REDSAG, que provenían de Petén, las Verapaces, así como de la región oriente, centro, sur y occidente del país, coincidieron en que la base de la problemática es el modelo extractivista que empuja el sector empresarial en el país.

“El poder del CACIF mueve sus operadores políticos para favorecer la extracción y despojo de nuestros bienes naturales, que son sagrados para los pueblos. Sino cambiamos el modelo estamos condenando el futuro de la humanidad. La ambición de los empresarios y corruptos destruye la vida”, mencionó una lideresa proveniente de la costa sur.

En la asamblea, que duró dos días y a la que acudieron unos 80 representantes de las organizaciones de la red, se presentó el plan estratégico que centra sus acciones en la defensa de la soberanía alimentaria, biodiversidad, semillas nativas, promoción de la agroecología y economía campesina comunitaria.

También mencionan que seguirán avanzando en procesos de incidencia para la defensa de la biodiversidad y conocimientos ancestrales, además de preparar una iniciativa de ley en ese sentido y acciones jurídicas y políticas contra el reglamento de organismos vivos modificados, transgénicos y el tema del agua.

Foto: REDSAG

Autoría y edición

REDSAG

COMPARTE