Recuerdan a los ancestros y ancestras en el Día de Todos los Santos con comida, flor de muerto y copal pom

COMPARTE

Créditos: Terencio Tiul Fernández
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Elías Oxom

En los diferentes departamentos de Guatemala, se celebró este 1 de noviembre el Día de Todos los Santos con diferentes expresiones religiosas y culturales para recordar a los ancestros y ancestras, a nuestros seres difuntos. En los cementerios y en los hogares se colocaron fotografías, flores, comida y agua para los santos difuntos.

Los altares fueron adornados con hojas de pacaya, con hojas de Oq’ob’ o con hojas de liquidámbar adornados con tutz’ (flor de muerto), también fueron colocadas frutas, diferentes tipos de comidas, velas, con olor a hojas de pino, flor de muerto y copal pom.

Esta es una actividad que se realiza con mucha solemnidad por quienes todavía los practican porque cada es algo que se ha estado perdiendo con el pasar de los años. Pese a que en varios lugares se restringieron las visitas a los cementerios, la gente no dejó de celebrar la vida. La pandemia ha dejado mucho dolor por las muertes por Covid-19.

En Alta Verapaz, esta expresión cultural, reunió a las familias y la actividad se vuelve una convivencia familiar, que además de compartir el sagrado alimento es acompañado de la bebida del jugo de caña (b’oj) y oraciones a los seres que ya han fallecido.

El pueblo Maya Kaqchikel de San Pedro Sacatepéquez celebraron el Día de Muertos en el parque central en donde se elaboró un altar en honor a los difuntos y difuntas, también hubo marimba en vivo, violines y una exposición de arte, la actividad fue organizada por Tv San Pedro.

Así mismo en el territorio Maya Ixil en la cabecera municipal de Nebaj desde el día domingo cerraron el cementerio, las familias visitaron a sus difuntos desde el 28 de hasta el sábado. En varias comunidades recuerdan a sus ancestros y ancestras con marimba y comida, se hacen actividades familiares y comunitarias.

De igual manera en la Cooperativa Nuevo Horizonte, en el territorio de Petén, desde temprano las familias adornan la tumba de sus fallecidos con flores de colores, también colocan dulces y comida que sus difuntos les gustaba.

A diferencia en San Juan Comalapa, Chimaltenango la familia de doña Zoila Girón preparan el fiambre desde hace más de cuarenta años, resaltan que es una tradición de la cocina familiar en el Día de Todos los Santos.

En el municipio de Todos Santos Cuchumatán, se hizo la corrida tradicional de caballos.

 

Foto Terencio Tiul Fernández

Autoría y edición

Periodista Maya Q'eqchi' en Alta Verapaz

COMPARTE