Créditos: Regina Pérez
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Regina Pérez

Las abogadas que representan a las mujeres achí que fueron víctimas de violación durante la guerra interna de parte de miembros de las Patrullas de Autodefensa Civil (PAC) pidieron al juez Miguel Ángel Gálvez enviar a juicio al expatrullero Gabriel Cuxum Alvarado por los delitos de deberes contra la humanidad y alteración del estado civil. Mañana se espera que el Gálvez dicte su resolución.

En el Juzgado de Mayor Riesgo B se realizó hoy la audiencia de etapa intermedia de Cuxum Alvarado, en el caso conocido como Mujeres Achí. Él está siendo acusado de los delitos de deberes en contra de la humanidad por la violación en contra de dos hermanas, Margarita e Inocenta Alvarado Enríquez. Estos hechos sucedieron en la aldea Xococ, en Rabinal, Baja Verapaz, durante el conflicto armado interno.

El pasado 7 de septiembre, el Ministerio Público (MP) solicitó al juez enviar a juicio al expatrullero y en la audiencia que se realizó este 15 de noviembre, las abogadas de las víctimas se adhirieron a esa petición, haciendo ver que hay medios de investigación que fundamentan esa solicitud, principalmente las declaraciones de las víctimas que identifican a Cuxum Alvarado como la persona que cometió las violaciones sexuales en contra de las dos mujeres, dijo la abogada Lucía Xiloj.

La abogada dijo también que se pudo determinar que Cuxum Alvarado cambió de identidad con el fin de evadir la justicia, no solo por este caso sino por su posible participación en otras masacres, por lo que también fue acusado de supresión y alteración del estado civil.

El expatrullero fue detenido en mayo pasado y, cuando la Policía le pidió su identificación, presentó documentos falsos por lo que fue identificado con sus huellas dactilares.

Según las abogadas querellantes, ambas víctimas estaban en una situación de vulnerabilidad porque sus esposos habían sido desaparecidos y además vivían bajo el control militar cuando fueron objeto de violación sexual.

En la audiencia se dio a conocer que en el municipio de Rabinal, Baja Verapaz, un alto porcentaje de la población maya achí fue considerada simpatizante de la guerrilla, poniéndolos en una situación vulnerable entre 1981 y 1985. Además, se registraron al menos 20 masacres, como las de Río Negro, Plan de Sánchez y la de Chichipac.

Las mujeres maya achí sufrieron violaciones a sus derechos humanos,  como las violaciones sexuales continuas en destacamentos y calles, en el caso de la aldea Xococ, en el destacamento militar, dijo la abogada Gloria Elvira Reyes.

En este caso el MP presentó varios medios de investigación, como peritajes psicosociales y culturales, declaraciones de las víctimas que aseguraron conocer a su agresor y otros testimonios. Informes como el de la Comisión de Esclarecimiento Histórico estableció que Baja Verapaz, después de Quiché, fue uno de los departamentos más golpeados durante el conflicto armado interno, indicó Reyes.

En total, el caso Mujeres Achí comprendía a más de 36 víctimas, dijo la abogada Xiloj sin embargo dos de ellas fallecieron. Los hechos ocurrieron en varios municipios y en la cabecera departamental de Baja Verapaz.

El 4 de enero se 2022 enfrentarán juicio por el caso Mujeres Achí: Damián Cuxum Alvarado y los hermanos Donaldo y Benvenuto Ruiz Aquino.

Ex-PAC acusados de violencia sexual a mujeres Achi enfrentarán juicio en 2022

Cancelan audiencia de casación

Para esta tarde se tenía programada una audiencia en la Cámara Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en la que las abogadas de las mujeres achí iban a conocer un recurso de casación en contra de la resolución de la Sala Primera de Mayor Riesgo y Extinción de Dominio que no aceptó una apelación presentada por las víctimas en contra de la resolución de la jueza Claudette Domínguez, que sobreseyó el caso a favor de tres expatrulleros de Autodefensa Civil por considerar que no había pruebas suficientes presentadas por el Ministerio Público. Sin embargo, la audiencia fue cancelada.

 

Autoría y edición

Periodista y comunicadora. Soy curiosa y me apasionan las redes sociales. Mis raíces son de la cultura Maya K'iche'.

COMPARTE