Honduras: Comunidad LGBTIQ+, observadora en las elecciones 2021

COMPARTE

Créditos: Reportar Sin Miedo.
Tiempo de lectura: 3 minutos

 

En un logro histórico, las poblaciones diversas de Honduras ahora monitorean comicios. Pero todavía se necesita capacitar a la clase política para lograr mejoras en el trato y la inclusión de las personas LGBTIQ+

Por Luis Vallecillo

Tegucigalpa, Honduras. La primera observación desde la mirada de la diversidad sexual se llevó a cabo en las elecciones generales del 28 de noviembre en diferentes puntos del Distrito Central y San Pedro Sula.

«Llegamos a las siete de la mañana para estar observando», declaró Victoria, quien acompañó a Reportar sin Miedo en un recorrido por la escuela República de Chile, de Barrio El Reparto por Bajo, en Tegucigalpa, donde se hizo el proceso de observación.

«Hay mucha aglomeración de gente que está ejerciendo su sufragio, pero con algunos problemas logísticos de inicio en este centro de votación», agregó Victoria.

El monitoreo es diverso

Las nuevas responsabilidades electorales de la población LGBTIQ+ hondureña son tan diversas como ellxs mismxs.

CEM-H y Colectivo de Mujeres Trans Muñecas de Arcoíris acaban de firmar un convenio para recibir fondos en cascada e implementar el Proyecto Voto Inclusivo 2021 a través del Fondo Mujeres Constructoras de Paz.

El objetivo del fondo es hacer veeduría ciudadana en las elecciones generales en Tegucigalpa mediante la participación como observadoras externas de las juntas receptoras de votación.

Unas 25 mujeres trans en Tegucigalpa y cinco en San Pedro Sula se situaron en puntos estratégicos y masivos de votación. En esos lugares observaron las incidencias de discriminación o procesos fuera de la Ley Electoral.

«Hubo negligencia en el lugar donde hice el sufragio y no me atendieron de la mejor manera, pero sí lo hice», relató Victoria.

En el centro de votación de la escuela República de Chile había una edecán para personas con discapacidad y tercera edad.

“Ha sido muy amable con las personas con discapacidad y tercera edad”, dijo la coordinadora de Instituciones de Rehabilitación en Honduras (CIARH), Dilcia Rosales. “Desde horas muy tempranas abrieron este centro y la afluencia es muy alta”.

Hacen trabajo inclusivo

La observación LGBTIQ+ continuó en el centro de Votación del Instituto Aguilar Paz, en Comayagüela.

La directora de la Colectiva de Mujeres Trans Muñecas de Arcoíris, JLo Córdova, denunció que en su centro de votación «se armó un relajo».

Al llegar al centro a votar «como toda ciudadana de este país», relató Córdova, «recibí discriminación por mi expresión de género y salió en los pasillos hasta mi nombre legal».

La líder trans pide más respeto en los comicios para las mujeres trans. «Los miembros de las mesas deben ser capacitados con las personas que exigimos derechos», reclamó.

La iniciativa hace trabajo político en Francisco Morazán y Cortés con mujeres jóvenes, con discapacidad, trans y organizadas en redes barriales. La intención es tomar en cuenta el voto inclusivo de una forma más visible, conocer las principales formas de violencia, la negación de la libre elección y el sufragio para la población de mujeres trans en Honduras.

«Han venido personas de las comunidades enteras a votar a este lugar», aseguró Valery en la escuela Toribio Bustillo, en Brisas del Valle, Comayagüela. «Hasta el momento se les ha tratado de manera excelente, no ha habido discriminación». Agregó que a nadie se le negó el acceso [a las urnas].

Sin embargo, el proceso necesita mejoras. Lxs expertxs recomiendan que haya más presupuesto para ampliar la cobertura en el sector rural e interior del país. También piden más apoyo de las autoridades del Consejo Nacional Electoral y seguir fortaleciendo los lazos con otras organizaciones democráticas.

Posteriormente se dará a conocer un informe de sistematización de experiencias y otro de incidencias dentro de este proceso electoral.

Publicado originalmente en:

Comunidad LGBTIQ+, observadora en las elecciones 2021

Autoría y edición

COMPARTE