Créditos: La familia Molina Theissen se opone a que se otorgue amparo a militar condenado por la desaparición de Marco Antonio Molina Theissen. Foto archivo Quimy de León
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Regina Pérez

La familia de Marco Antonio Molina Theissen, quien fue desaparecido el 6 de octubre de 1981, solicitó a los magistrados de la Cámara de Amparo y Antejuicio de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), no otorgar el amparo solicitado por el militar Hugo Ramiro Zaldaña Rojas, condenado junto a otros tres militares de alto rango, a 58 años de prisión por la desaparición forzada del niño Marco Antonio y la violación sexual en contra de Emma Molina Theissen, su hermana.

Para este lunes se tenía prevista la vista pública del amparo presentado por Zaldaña Rojas, sin embargo esta se resolvió por escrito, ya que el amparista renunció a la vista pública, informaron abogados de la familia Molina Theissen. Con este amparo, lo que busca el militar es que se le de trámite a una apelación que presentó, con la que pretende revertir la sentencia en su contra.

En un comunicado de prensa, la familia Molina Theissen solicitó a dicha Cámara declarar sin lugar el amparo, con el cual señalan que Zaldaña Rojas busca evadir su responsabilidad por los delitos de desaparición forzada y la violencia sexual y tortura contra Emma Molina Theissen, hermana mayor del niño Marco Antonio, desaparecido el 6 de octubre de 1981.

Fotografía: Quimy De León

Zaldaña Rojas fue condenado en mayo de 2018 junto a Benedicto Lucas, exjefe del Estado Mayor de la Defensa, el general retirado Manuel Antonio Callejas y Callejas y el coronel retirado Luis Gordillo a 58 años de prisión, por los delitos de deberes contra la humanidad, violación con agravación de la pena y desaparición forzada, sentencia que apelaron. En el caso de Gordillo fue condenado a 33 años de prisión.

El Ministerio Público (MP) y la Procuraduría General de la Nación (PGN) se opusieron a que se de con lugar el amparo presentado, por considerar que es improcedente, dijo el abogado de la familia Molina Theissen, Alejandro Rodríguez. “Ambos señalan (MP y PGN) que no procede, lamentablemente para él, ellos no cumplieron con los requisitos establecidos en la ley para los recursos de apelación y por eso la Sala lo rechazó”, dijo Rodríguez.

El militar presentó un recurso de apelación especial en la Sala de Corte de Apelaciones en contra de la sentencia del Tribunal de Mayor Riesgo C que lo condenó. La Sala rechazó la apelación, razón por la cual accionó en la Cámara de Amparo y Antejuicio de la CSJ, buscando que se le dé trámite a su apelación, que busca que se declare su inocencia, dijo el abogado.

Entérese más aquí:

Caso Molina Theissen: militares sentenciados pretenden quedar en libertad

Resolución apegada a derecho

La familia Molina Theissen indica en un comunicado de prensa que la resolución de la Sala Primera de la Corte de Apelaciones, que rechazó la apelación especial presentada, está apegada a derecho. Además, los argumentos vertidos en la acción de amparo contienen incongruencias entre la solicitud, argumentación y fundamento legal, señala la familia.

De acuerdo con la madre y hermanas de Marco Antonio, la sentencia emitida por el Tribunal de Mayor Riesgo, del 23 de mayo de 2018, fue coherente con los hechos y los daños provocados a las víctimas y además de dignificar su lucha, marcó un precedente en el sistema judicial para el enjuiciamiento de delitos de desaparición forzada y violencia sexual.

Héctor Reyes, mandatario judicial de Emma Molina Theissen y director del Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH) informó que los demás condenados también han presentado recursos de amparo contra las resoluciones de la Sala Primera de la Corte de Apelaciones que no admitió sus recursos de apelación.

Un amparo en Guatemala, lo que busca muchas veces es retrasar los procesos, dijo Reyes, quien señaló que este amparo es uno de los primeros que se discute.

Debido a los múltiples recursos planteados por los militares condenados, la sentencia en el caso aún no está en firme. En Guatemala, antes de que algo adquiera firmeza pasarán muchos años, las personas comienzan a realizar litigios maliciosos para seguir alargando esto, sin embargo lo importante es que hay una sentencia emitida conforme a derecho la cual, aunque en este momento no tenga firmeza, fue emitida y serán los distintos órganos jurisdiccionales como la Sala Primera, que determinan que, incluso, los recursos presentados contra esta sentencia no tienen ningún asidero legal, señaló el abogado.

Entérese más aquí:

A 40 años de la desaparición de Marco Antonio Molina Theissen, símbolo de la niñez desaparecida

Autoría y edición

Periodista y comunicadora. Soy curiosa y me apasionan las redes sociales. Mis raíces son de la cultura Maya K'iche'.

COMPARTE