Créditos: REDSAG
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Luis Ovalle

Representantes de la Alianza de Autoridades en Defensa de la Biodiversidad y Red Nacional por la Defensa de la Soberanía Alimentaria en Guatemala (REDSAG), informaron la mañana de este miércoles sobre los avances de la iniciativa de Ley de Biodiversidad y Conocimientos Ancestrales.

En conferencia de prensa, dijeron que la iniciativa busca que se protejan las semillas nativas que dan como resultado la producción agrícola en cada uno de los territorios. “Nos juntamos como pueblos e iniciamos un trabajo para que las comunidades y nuestra producción, no sean tan vulnerables”, indicaron.

Los representantes de los pueblos expresaron su preocupación por el riesgo de que las semillas nativas sean privatizadas. Recordaron que la ley de Organismos Vivos Modificados fue derogada, sin embargo se aprobó el reglamento.

Entérese más aquí:

Exigen derogación de reglamento que permitirá ingreso de transgénicos

“Desde aquí, desde las diferentes organizaciones campesinas e indígenas, hacemos el llamado a toda la población, a nivel nacional, porque el beneficio no es solo para las agrupaciones mayas sino para todo el pueblo de Guatemala; en los mercados de los pueblos y de las grandes ciudades está el cultivo de las comunidades, por eso hacemos el llamado a toda la población, para que valore y reconozca esta iniciativa.

La iniciativa de ley forma parte de diferentes apuestas políticas y luchas de los territorios Mam, Q’eqchi’, Poqomchi’, Kiche’, Tzutujil, Ixil, Kaqchiquel y de otros pueblos que se han sumado a las luchas, a través de mesas de diálogo y consenso, que permitan construir esta iniciativa del pueblo encaminada a proteger y resguardar la biodiversidad.

Añadieron que, en el marco de un Estado fallido, lleno de impunidad, injusticia y corrupción, se hace necesario un posicionamiento sobre la continuidad de la lucha y resistencia de los pueblos indígenas, de las mujeres y las comunidades, porque predomina un modelo extractivista, neoliberal y mercantilista, que continúa perpetuando el despojo y el saqueo en los territorios.

Asimismo, destacaron que la iniciativa de ley es resultado de la articulación de una alianza estratégica con los partidos políticos Movimiento Semilla, Winaq, Movimiento de Liberación de los Pueblos, URNG-MAIZ, así como del diputado Aldo Dávila, que respaldan el proceso.

El diputado Román Castellanos, del Movimiento Semilla, dijo que en ese partido político comparten la preocupación por los recursos naturales, la biodiversidad, los conocimientos y saberes de los pueblos indígenas, particularmente en un momento difícil para las comunidades, como en El Estor, Izabal, donde la explotación y extracción de los recursos naturales se da a costa del bienestar de las comunidades y a veces en contra de su voluntad, sin cumplir con los procedimientos legales de consulta previa.

“Entendemos la preocupación que nace de las comunidades para proteger esta biodiversidad, para proteger las semillas y la biodiversidad, a partir de las semillas transgénicas que implicarían la desaparición de los conocimientos que han desarrollado a lo largo de los siglos, de los conocimientos ancestrales”, indicó.

Autoría y edición

COMPARTE