Chiquimula: coordinadora Tajurán-El Gigante rechaza persecución y saqueo al pueblo Q’eqchi’ de El Estor, Izabal

COMPARTE

Créditos: Represión en El Estor. Foto Nelton Rivera
Tiempo de lectura: 2 minutos

 

La coordinadora Comunitaria Tajurán-El Gigante, del municipio de Chiquimula, manifiesta su rechazo a la persecución, sometimiento de manera sistemática por parte del Estado de Guatemala, en contra de los hermanos del pueblo maya Q’eqchi’, que son víctimas de invasión, explotación, saqueo, además de la destrucción y contaminación del ecosistema del lago de Izabal, por parte de la empresa minera CGN-PRONICO.

En el ejercicio de la libertad de expresión, condenamos la criminalización, persecución en contra de los liderazgos, y de la libertad de prensa en contra de los medios de comunicación alternativos, quienes deliberadamente han sido y son perseguidos, agredidos y censurados en el ejercicio del derecho a la libertad de prensa

La Coordinadora Comunitaria Tajurán-El Gigante, aglutina más de 25 comunidades que nos hemos declarado en resistencia pacífica y permanente, al tenor de lo establecido en nuestra Constitución Política de la República de Guatemala, Declaración Universal de los Derechos Humanos, Convenio 169 de la OIT, Declaración Universal Sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, dado que en nuestras comunidades somos víctimas de explotación ilegal de esta misma empresa  minera, de capital ruso, y también de capital canadiense, que bajo el manto de la impunidad y corrupción de las autoridades del  Estado de Guatemala, operan de manera ilegal explotando los recursos naturales y destruyendo el ecosistema; creando a la vez conflicto en las comunidades, amenazas y persecución a los liderazgos en la lucha por la defensa de la Madre Tierra.

Ante todos estos hechos de terror y persecución implantados por la estructura del Estado en contra de los hermanos del pueblo maya Q’eqchi’, de los medios de comunicación social alternativos, FEGER, Prensa Comunitaria, Telesur, y tantos otros medios de comunicación social que de manera objetiva informan a la población guatemalteca de la destrucción ambiental por parte de las empresas mineras que operan de manera ilegal y bajo la protección impune, corrupta del Estado, demandamos y exigimos justicia pronta.

Expresamos nuestra solidaridad y hacemos un llamado a toda la familia humana a la solidaridad con el pueblo Q’eqchi’, a la comunidad internacional a observar fielmente los principios del derecho internacional de la libertad de prensa y la autodeterminación de los pueblos y sus acciones de resistencia pacífica en apego al respeto, garantía y protección a los  principios universales de Derechos Humanos;  se le hace un llamado al gobierno de la Federación Rusa y del gobierno Canadiense, para que en la objetividad de los principios de transparencia y respeto  a la  protección a la autodeterminación de los pueblos, fiscalice a las empresas mineras que operan de manera ilegal en el país, y criminalizan la lucha pacífica de todas las comunidades afectadas por las explotación de las empresas mineras, que destruyen la vida en nuestras comunidades. 

“Estamos en un momento crucial, la vida en el planeta y la especie humana está en peligro de desaparecer, por la destrucción criminal de nuestro ecosistema, si al momento poco o nada hemos hecho, es el momento de EMPEZAR”

COORDINADORRA “TARJURÁN – EL GIGANTE”

Autoría y edición

COMPARTE