Chiquimula: asamblea comunitaria Ch’orti’ rechaza explotación minera

COMPARTE

Créditos: Amílcar Morales
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Amílcar Morales

La población del caserío el Pinalito, aldea Matazano, una comunidad indígena ubicada en la parte norte de Jocotán, Chiquimula, en asamblea comunitaria  rechazó la actividad minera que se realiza en el municipio, por ello ha emprendido diversas acciones para la defensa de los recursos naturales en el territorio Ch’orti’.

En la actividad, realizada el pasado sábado, participaron representantes de comunidades indígenas aledañas de Guaraquiche, Agua Zarca,  Plan de Candelero Matazano y sus caseríos, según Damaso Aldana García, autoridad indígena y defensor de derechos humanos, para determinar acciones de trabajo conjunto como autoridades indígenas  y habitantes en la defensa del territorio, de la naturaleza y de los derechos humanos.

Los participantes coincidieron en que es importante tomar acciones en contra de las empresas que pretenden ingresar al territorio, con el fin de apropiarse de los recursos naturales. Además, expresaron su preocupación porque el territorio Ch’orti’ colinda con el sitio arqueológico de Copán, Honduras; por esa razón las acciones se llevan a cabo en beneficio de ambas comunidades y las futuras generaciones.

Para la próxima asamblea, dijeron, esperan coordinar con las comunidades de Tierra Blanca, Orégano, Conacaste y Morrito de Jocotán.

Otra de las preocupaciones y descontento en la región, es sobre el deterioro y posible extracción de minerales en la montaña la Granadilla, de donde nacen varias fuentes de agua que abastece a las comunidades indígenas, al área urbana de Jocotán, la cabecera departamental de Chiquimula y Zacapa, según Aldana García.

Foto: Amílcar Morales

Recorridos de inspección

Entre las principales conclusiones de la asamblea se resalta que se acordó realizar un recorrido a la montaña la Granadilla el día próximo domingo 5 de diciembre y tendrán como punto de reunión el caserío Pinalito, Matazano a las 7 de la mañana y se convocará a las comunidades aledañas y sus caseríos de la parte norte, así como del área urbana de Jocotán, para ir a verificar y evaluar los daños al bosque y de la Madre Tierra, que atentan contra la vida del ser humano.

Rolando Ramírez Súchite Presidente de Consejo Comunitario de Desarrollo (COCODE) del caserío Pinalito, y delegado de la palabra de Dios de la localidad, manifestó que para ellos como autoridades locales es muy importante unirse y defender la naturaleza, así como las fuentes de agua.

Autoría y edición

Periodista y radialista Maya C'horti

COMPARTE