Ataques, violencia y asesinatos tiñen campaña electoral en Honduras

COMPARTE

Créditos: Radio Progreso.
Tiempo de lectura: 4 minutos

 

Por Radio Progreso

A menos de una semana para las Elecciones Generales, programadas para el domingo 28 de noviembre, las campañas y la actividad proselitista se cierran marcadas por la falta de propuestas reales de cambio, pero manchadas de conflictos y asesinatos de activistas y candidatos.

Según el informe Conflicto y Violencia Política en las Elecciones, presentado por la Asociación para una Sociedad Más Justa (ASJ), entre enero y octubre de 2021, en Honduras se registran 80 conflictos electorales.

La narrativa ideológica, campañas mediáticas, un contexto de fuerte regresión democrática, resiliencia del autoritarismo, la lucha por el poder y reglas electorales inciertas son algunas de las causas fundamentales y motores de la violencia política, establece el informe de la ASJ.

Como ejemplo de narrativa ideológica está la campaña promovida por el Partido Nacional, señalando de comunista a la candidata presidencial Xiomara Castro Sarmiento. Por otra parte, durante una marcha de activistas, líderes y candidatos del partido de gobierno, exhibieron una manta mostrando a Castro Sarmiento como asesina.

En ese sentido, Nessa Medina, integrante de la organización de mujeres Somos Muchas, comenta que la campaña electoral del Partido Nacional está motivando a incrementar la violencia contra las mujeres, criminalizándolas y aumentando las agresiones en línea.

“Además de ser una difamación, llamar asesina sin ningún tipo de evidencia, pude conducir a un grado mayor de agresión en la sociedad polarizada, no puede existir una agenda democrática real cuando estamos fundamentando las campañas políticas en odio”, indica Medina.

Organizaciones de mujeres y feministas interpusieron una denuncia en el Consejo Nacional Electoral (CNE) contra David Chávez, presidente del Partido Nacional y candidato a alcalde del Distrito Central, por impulsar una campaña que viola la Ley Electoral, la Constitución de la República y los tratados internacionales de derechos humanos.

El director ejecutivo del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Armando Urtecho, señala que el ente electoral estaba en la obligación de parar las campañas electorales de odio: “no se hizo porque dentro del mismo Consejo Nacional Electoral pasan en pleitos en lugar de ser un órgano colegiado”.

Acuerdo político de paz

A través de un pronunciamiento multisectorial, organizaciones académicas y de la sociedad civil pidieron a los actores políticos firmar un acuerdo de paz para reducir la violencia, la polarización y generar certidumbre y confianza en el proceso electoral.

Marlon Brevé, presidente de la Asociación Nacional de Universidades Privadas de Honduras (ANUPRIH), comenta que los líderes políticos deben de demostrar que el país es primero y el pueblo hondureño debe de elegir en forma justa, transparente y en paz.

“Pedimos a los líderes políticos para que incidan en todos los niveles para que haya acuerdos de paz y que estas confrontaciones verbales no conduzcan a agresiones físicas, por eso pedimos a líderes que promuevan un pacto que busque elecciones pacíficas”, exhorta Brevé.

El pronunciamiento multisectorial considera que las misiones internacionales de observación electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE) podrían actuar como testigos de honor en la firma de un acuerdo político de paz electoral.

Aunque el acuerdo podría ser extemporáneo, el director de gobernanza y transparencia de la ASJ, Lester Ramírez, considera que el acuerdo político debe tener un mensaje claro y es el respeto a los resultados electorales del 28 de noviembre.

Ramírez es del criterio que, en los próximos 10 días, el principal detonante de una crisis será si los partidos políticos no reconocen los resultados: “y llaman a que se haga una medición en las calles será un problema, por eso es importante que las tres fuerzas mayoritarias puedan tener un acuerdo mínimo que si hay inconsistencias con el TREP se resuelvan en el momento”.

En el pleno del Consejo Nacional Electoral existen dos propuestas de acuerdo de paz, una presentada por el consejero presidente, Kelvin Aguirre, y otro propuesto por la consejera secretaria, Rixi Moncada.

Aguirre asegura que en el seno del pleno siguen diálogo y consensuando el contenido del acuerdo, sin embargo, ya tiene anuencia de la candidata presidencial Xiomara Castro y el presidente del Partido Nacional, David Chávez, para firmar el acuerdo.

Al cierre de la campaña electoral, el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras registra 31 asesinatos ligados a la violencia política. Migdonia Ayestas, coordinadora del Observatorio, comenta que una medida efectiva para frenar la violencia política homicida es el desarme general.

Ayestas apunta que los dirigentes políticos deben mandar un mensaje de no violencia, cesen los discursos confrontativos y se centren en “enseñarles a votar, que vayan temprano a las urnas y que no se centren en discusiones”.

Por su parte, la doctora Ligia Ramos, candidata a diputada, es del criterio que el mensaje de cese a la violencia política corresponde directamente a “ese grupo de personas que no quiere dejar el poder que no quiere dejar que haya un cambio democrático”.

La noche del jueves, 18 de noviembre, el Congreso Nacional aprobó un decreto en el cual prohíbe la portación o traslado de armas a nivel nacional antes, durante y después de las elecciones, es decir 10 días antes y 10 días después.

Publicado originalmente en:

Ataques, violencia y asesinatos tiñen campaña electoral en Honduras

Autoría y edición

COMPARTE