Alta Verapaz: lluvias ponen nuevamente en riesgo a comunidades afectadas por Eta y Iota

COMPARTE

Créditos: Cortesía.
Tiempo de lectura: 4 minutos

 

…cada sector está organizado, porque saben a dónde llevar a la población en caso de emergencia, “no como el año pasado, que nos costaba bastante, porque era la primera vez que teníamos esa experiencia, aunque sabemos que de parte del gobierno nunca vamos a tener esperanza, pero nosotros sabemos a dónde acudir”. Esteban Ax

Por Elías Oxom

Desde hace más de cinco días la lluvia no cesa en Alta Verapaz y en algunas aldeas se reportan inundaciones que ponen en peligro a las personas y sus viviendas. Muchas comunidades se encuentran en alto riesgo, porque aún no se recuperan de las inundaciones provocadas por las tormentas Eta y Iota el año pasado.

Esteban Ax, maestro de Campur, en San Pedro Carchá, Alta Verapaz, recordó lo que sucedió en 2020 y dijo: “gracias a Dios no tenemos nada en Campur, porque ha llovido muy poco, pero desde siempre estamos dolidos, nos estamos enterando que en Sesajal está naciendo el agua en las casas, y el año pasado ahí también comenzaron a inundarse, de repente se van a inundar y después nos toque a nosotros”.

Cuando Ax indica que “nace agua de las casas”, se refiere a la misma situación ocurrida el año pasado, cuando las aguas de Eta y Iota se filtraron en la tierra y llenaron los caudales acuíferos subterráneos sobre los que está asentada la comunidad, a los que aquí les llaman siguanes. Esto provocó que tres kilómetros cuadrados del centro urbano de la comunidad permanecieran sumergidos durante tres meses.

Lea más aquí:

La fuerza de Ha’ arrasó Campur desde el suelo

Ax agregó que están más preparados que hace un año, cada sector está organizado, porque saben a dónde llevar a la población en caso de emergencia, “no como el año pasado, que nos costaba bastante, porque era la primera vez que teníamos esa experiencia, aunque sabemos que de parte del gobierno nunca vamos a tener esperanza, pero nosotros sabemos a dónde acudir”, indicó.

David Choc, autoridad ancestral (Yuwa’ch’och’) de la aldea Sesaqikib’, San Pedro Carchá, dijo que desde hace tiempo el invierno pasaba con normalidad, pero desde hace pocos años sufren por las inundaciones y resaltó que los afectados por las tormentas Eta y Iota nunca fueron atendidos por el gobierno, aunque recibieron un poco de ayuda, pero de organizaciones no gubernamentales y extranjeras.

También indicó que por las inundaciones se quedan incomunicados y se inundan los cultivos. “Pienso que esto está pasando por el cambio climático, la madre tierra está sufriendo, hay cambios en la vida del planeta”.

Comunidades a la deriva

Entre las comunidades que recientemente han sido afectadas por las lluvias se encuentra Seogüis, San Juan Chamelco, donde se inundó la cancha de fútbol; en Chamil hay derrumbes y fue evacuada una familia que estaba en peligro porque su casa presentaba algunas grietas.

Similares condiciones se reportan en Chisec, donde vecinos de la aldea Arenal II están siendo amenazados por el desborde del río San Román, que provocaron las lluvias de los últimos días. La población solicita ayuda para evacuar porque el agua se está acercando a sus casas.

En la aldea Sehubub, se inundó la carretera dejando incomunicadas a alrededor de 10 comunidades como Sesajal, Se’raq’een, Chib’ut que también fueron afectadas por las tormentas Eta y Iota en 2020.

En Yalmachac no había paso por el desborde del río que atraviesa la comunidad, la aldea Chaquiquiche también se quedó incomunicada desde el martes, porque el puente que los une con otras comunidades colapsó.

En la cabecera municipal de Chisec se reportaron inundaciones en los barrios la Florida, San Jorge, Jordán, Nueva Esperanza, el Zapote y los Ángeles.

En San Pedro Carchá, en la Rejoya que se ubica en la aldea Quixal, también hay daños por la saturación del agua en la tierra. El año pasado este municipio fue uno de los más afectados por las inundaciones.

En Cobán se desbordaron los ríos Cahabón, Chixoy e Icbolay. En la aldea Gancho Caoba II, una vivienda estaba a punto de ser soterrada por un deslizamiento de tierra, lo que  también pone en peligro a una iglesia de la localidad.

Los accesos principales han sufrido daños por las lluvias; es el caso de la ruta de San Luis Vista Hermosa a Cubilwitz, en Cobán, que ha quedado intransitable, en tanto que en Chaquiquiche, Chisec, la ruta y el puente están inundados.

Vecinos de Panzós comentaron sobre el desborde de los ríos Zarco y Tinaja y pese a esas condiciones se arriesgan a cruzar en vehículos, porque en el lugar no hay puente. En algunas localidades se han presentado derrumbes en las carreteras, como en Chacalte, Chiixim, en Tactic, Alta Verapaz.

Según el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología de Guatemala (Insivumeh) las lluvias son ocasionadas por un sistema de alta presión que afecta de manera principal a los municipios de Tactic, Tamahú, Chisec y Raxruhá, pero debido a las condiciones de abandono en que se encuentran, las dificultades para las poblaciones de esta área se agudizan.

Autoría y edición

Periodista Maya Q'eqchi' en Alta Verapaz

COMPARTE