PNC agredió a periodistas que cubrían desalojo de resistencia antiminera en El Estor

COMPARTE

Créditos: Prensa Comunitaria.
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Francisco Simón Francisco y Andrea Hernández

Cuatro periodistas de Prensa Comunitaria, incluyendo a un periodista extranjero, fueron agredidos la tarde de este viernes por fuerzas especiales de la Policía Nacional Civil (PNC). Su objetivo era no ser grabados ni fotografiados “porque portaban armas”, según ellos mismos dijeron, para desalojar con violencia a la resistencia pacífica de la población Q’eqchi’ en El Estor, Izabal, que cumple hoy veinte días de plantón permanente.

Los periodistas acudieron al lugar en el día 20 de la resistencia pacífica antiminera, tras las constantes amenazas de desalojo, con las que había advertido la PNC a las autoridades ancestrales maya Q’eqchi’, del municipio de El Estor, cuyo fin era abrir el paso a los camiones pesados conocidos como “góndolas” de la empresa minera rusa CGN-Pronico.

Durante la cobertura los antimotines no solo agredieron con gases lacrimógenos, con disparos de las bombas a la altura del cuerpo de las personas, también tiraron piedras en contra de los pobladores de la resistencia pacífica en donde se encontraban autoridades ancestrales, la Gremial de Pescadores Artesanales (GPA), mujeres, menores de edad, algunas personas de la tercera edad y periodistas comunitarios de medios locales y alternativos que salieron heridos y amenazados.

La presencia de varios periodistas en el lugar molestó a los agentes que con gritos les exigían que se retiraran del lugar y que no grabaran lo que estaba ocurriendo. Uno de los periodistas fue alcanzado por una bomba lacrimógena, que lo golpeó en el pie, mientras realizaba transmisiones en vivo en redes sociales. Otros agentes le quitaron a un periodista su equipo de trabajo, con agresiones y amenazas, solamente pudo recuperar el teléfono celular. Las FEP estaban al frente del contingente portando fusiles y armas cortas.

El periodista Carlos Ernesto Choc fue golpeado por los agentes antimotines, quienes le arrebataron parte de su equipo y su teléfono celular. Aunque pudo recuperar su teléfono, le quitaron un micrófono.

El periodista comunitario Carlos Choc es originario de El Estor y días atrás también fue agredido por la PNC mientras cubría el mismo hecho en el mismo lugar. Esta no es la primera vez que lo han amenazado: ha sufrido agresiones físicas de distinto tipo desde 2017, denuncia penal en su contra, hostigamiento y control, hasta el cuestionamiento a su labor periodística por la misma empresa CGN-Pronico y operadores de la municipalidad de ese municipio.

Lea más:

Periodista Carlos Ernesto Choc sufre agresiones y amenazas en El Estor, Izabal

En el lugar del desalojo se pudo observar a ciudadanos rusos, personas infiltradas y representantes de algunos COCODES afines a la minera. Así como la forma en que seis agentes antimotines escoltaban a un camión de la empresa, mientras intentaba ingresar en el lugar del plantón.

Los agentes antimotines llegaron al lugar de la resistencia para exigir a los comunitarios dejar el paso libre a los camiones y carros privados vinculados a la empresa rusa CGN/Pronico que llevaban carbón. Trataron de convencer a las comunidades con amenazas e intentos de desalojo y argumentaban que con el plantón los pobladores violentaban la libre locomoción.

Sin embargo, los dirigentes de la resistencia no accedieron a la petición, al contrario exigieron la suspensión de la operación minera, como lo ordenó la Corte de Constitucionalidad en 2019 y ser incluidos en el proceso de la consulta comunitaria organizada por el Estado.

Los periodistas sufrieron distintos tipos de agresiones, golpes y robo de equipo por parte de los agentes, quienes además los intimidaron en distintos momentos. Ante esto varias organizaciones de Derechos Humanos a nivel nacional e internacional se han pronunciado, rechazando el uso desmedido de la fuerza por parte del gobierno en contra de quienes ejercen el derecho al periodismo, libertad de expresión y de prensa.

La Unidad de Defensores de Derechos Humanos de Guatemala (UDEFEGUA) emitió  un pronunciamiento en el que exigió respeto a las resistencias pacíficas de las poblaciones indígenas y a los periodistas que ejercen la libertad de prensa y derecho a la información ante los actos represivos de la Policía Nacional Civil.

Por otra parte, el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), una entidad internacional que aboga por los derechos del periodismo ha indicado que siguen de cerca la situación de El Estor, tras los informe de que agentes de la Policía han acosado, amenazado e impedido la cobertura de periodistas en el desalojo realizado a la población Q’eqchi’ que está en resistencia.

La Procuraduría de los Derechos Humanos a través de su auxiliatura en Izabal también se manifestó mediante un comunicado en el que pide no restringir la labor de la prensa y que se garantice el derecho a la información.

https://twitter.com/PrensaComunitar/status/1451692284299329539/photo/1

Autoría y edición

Periodista, forma parte del equipo de investigación Entre Ríos e investigador universitario en la Universidad de San Carlos De Guatemala USAC

Joven apasionada por la investigación y el periodismo, politóloga en formación. Forma parte de Entre Ríos de Prensa Comunitaria. Ha trabajado para diferentes proyectos de investigación en la Universidad de San Carlos de Guatemala y de manera independiente en consultorías sobre migración, medio ambiente, violencia contra las mujeres y pueblos indígenas.

COMPARTE