Créditos: PL
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Prensa Comunitaria

El debate oral del caso de genocidio Ixil en el que están acusados los generales Benedicto Lucas y Manuel Callejas y Callejas será conocido por el Tribunal Primero de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de Procesos de Mayor Riesgo A, según resolvió este lunes el juez Miguel Ángel Gálvez, del Juzgado de Mayor Riesgo “B”.

Después de mes y medio de audiencias de presentación de pruebas, el juez Gálvez concluyó con la etapa intermedia en el proceso que se sigue a los generales Benedicto Lucas García, exjefe del Estado Mayor General del Ejército y Manuel Antonio Callejas y Callejas, exjefe de la sección de Inteligencia del Estado Mayor General del Ejército, acusados del delito de genocidio y delitos contra deberes de la humanidad cometidos en contra de la población Ixil entre 1978 y 1982, durante el gobierno del general Romeo Lucas García.

Desde el 30 de agosto, el Ministerio Público (MP), la defensa de los militares acusados y la representación de la Asociación Justicia y Reconciliación (AJR), presentaron testimonios, peritajes y documentación para sustentar su acusación.

Mynor Melgar, de la defensa de AJR y la fiscalía de derechos humanos del MP, presentaron para el debate oral y público los planes y manuales militares con lo que pretenden evidenciar la estrategia estatal y militar que consideró a la población maya Ixil como enemigo interno.

El juez admitió testimonios de víctimas, peritajes sociológicos y antropológicos forenses y documentos hemerográficos que ubican en fotografías, video y entrevista a Benedicto Lucas en Quiché, en los años que se señala de haber cometido los delitos.

Durante las audiencias, el Ministerio Público presentó cientos de certificaciones de defunción de víctimas Ixiles, masacradas por el ejército de Guatemala entre 1978 y 1982.

Un mínimo de mil certificaciones de defunción, documentos militares, testimonios, peritajes e informes de exhumación de la Fundación de Antropología Forense, darán sustento, a las acusaciones hechas a los altos mandos del ejército de Guatemala, de dirigir de las masacres cometidas en los municipios de Santa María Nebaj, San Gaspar Chajul y San Juan Cotzal, en Quiché.

El MP presentó documentación de pruebas que señalan unas 31 masacres, 23 aldeas arrasadas, 97 muertes selectivas, 117 muertos por desplazamiento y persecución, 26 casos de violencia sexual y 53 casos de desaparición forzada.

Lucas García y Callejas y Callejas se encuentran cumpliendo una condena de 58 años de prisión, sentenciados por la desaparición forzada del niño Marco Antonio, la violación y tortura de su hermana Emma Guadalupe Molina Theissen, en 2018.

Entérese más acá:

A 40 años de la desaparición de Marco Antonio Molina Theissen, símbolo de la niñez desaparecida

Autoría y edición

COMPARTE