Denuncian constantes amenazas de muerte en comunidades maya Q’eqchi’ de Cahabón

COMPARTE

Créditos: CCDA.
Tiempo de lectura: 2 minutos

“Luchamos por nuestras vidas, luchamos por nuestras tierras, queremos un lugar para vivir y tener donde trabajar”

Por Elías Oxom

Pobladores de las aldeas Jobente, Las Pilas y Chinamococh del municipio de Cahabón, Alta Verapaz denuncian que en las últimas dos semanas han sido objeto de constantes amenazas de muerte por parte de personas fuertemente armadas que posiblemente son enviadas por supuestos propietarios de las tierras que ellos han habitado desde generaciones pasadas.

La comunidad Indígena Las Pilas queda a diez minutos del casco urbano del municipio. Actualmente la habitan 12 familias maya Q’eqchi’ que luchan por sus tierras ancestrales, organizadas en el Comité Campesino del Altiplano (CCDA).

Según Carlos Oliverio Gonzales Caal, autoridad ancestral de la localidad, los supuestos finqueros llegan a disparar por las noches y han llegado a amenazar de muerte a los líderes de la comunidad. Estamos organizados, no queremos que alguien de nosotros sea secuestrado, luchamos por nuestras vidas, luchamos por nuestras tierras, queremos un lugar para vivir y tener donde trabajar, indicó.

Según las autoridades comunitarias, sufren estas amenazas, intimidaciones y persecución, porque se niegan a abandonar sus tierras ancestrales, por lo que responsabilizan al Estado de Guatemala por no atender sus demandas.

Según Leocadio Juracán del CCDA, los comunitarios han llamado muy preocupados, ya que a pesar de que cuentan con medidas de seguridad perimetral, las personas que los amenazan están vinculadas con la municipalidad.

Juracán también expresó que demandan se les garantice la seguridad de las comunidades y denuncia que no han garantizado la seguridad perimetral de las comunidades porque en realidad llegan uno o dos veces cada dos meses. Indica que ya se presentó las denuncias en la Procuraduría de los Derechos Humanos y en el Ministerio Público.

A decir el representante de la CCDA, desde el 2018 ha enfrentado fuerte  persecución en contra de los miembros de la organización. Desde entonces han sido asesinadas 6 personas, en el 2020 perdieron la vida de forma violenta 5 miembros; este año  una persona más fue asesinada. Hay 4 personas encarceladas y casi mil órdenes de captura, entre ellas unas 400 son mujeres.

La Auxiliatura de la PDH en Alta Verapaz informó que no tiene conocimiento de estos casos y por esa razón no les da seguimiento.

Autoría y edición

Periodista Maya Q'eqchi' en Alta Verapaz

COMPARTE