Créditos: Prensa Comunitaria.
Tiempo de lectura: 2 minutos

 

La Comisión de Libertad de Prensa de la Asociación de Periodistas de Guatemala APG condena las agresiones que elementos de la PNC y las Fuerzas Especiales cometieron en contra de nreporteros que cubrían el desalojo de un campamento que autoridades comunitarias de El Estor, Izabal, instalaron en una carretera para oponerse al funcionamiento de la mina de níquel en el lugar.

Los periodistas denunciaron que los agentes los intimidaron para que se abstuvieran de realizar grabaciones. A uno de ellos lo golpearon y despojaron de su equipo, y además, habrían lanzado bombas lacrimógenas a donde se encontraban. Entre los afectados están Nelton Rivera y Carlos Ernesto Choc, de Prensa Comunitaria, además de un periodista local y uno extranjero, a quienes no se pudo identificar.

Choc denunció que la policía lo golpeó, le arrebató su teléfono y un micrófono de solapa. Posteriormente, un agente le tiró su celular, pero el micrófono no lo devolvió. Los reporteros también señalaron que los agentes los conminaron para que no realizaran ningún tipo de grabación o fotografía, tapando el lente de sus cámaras.

En un momento, los agentes también les pidieron que se retiraran de su lado y mejor se pasaron del lado donde se encontraban los comunitarios.

La Comisión de Libertad de Prensa exige al Director General de la Policía y al Ministro de Gobernación una explicación por el actuar abusivo y restrictivo de los elementos desplegados a Izabal.

No es la primera vez que la policía actua de forma prepotente, busca limitar la labor de la prensa y censura la información que los reporteros puedan transmitir. La Comisión de Libertad de Prensa exige además a las fuerzas de seguridad y los pobladores involucrados en manifestaciones respetar la seguridad de los periodistas y no considerarlos como parte del conflicto.

Los manifestantes deben respetar la labor de los reporteros, independientemente del medio al que pertenezcan y evitar deleznables episodios como el ocurrido esta semana, en el que estuvieron involucrados ex comisionados militares y ex patrulleros de autodefensa civil.

Denunciamos que la actitud irrespetuosa y las agresiones a periodistas por parte de la PNC son una clara violación de derechos humanos individuales y constitucionales. El Ministro de Gobernación y el Director de la PNC están violando esos derechos. La Institución del Procurador de Derechos Humanos PDH debe actuar ya.

Guatemala, 23 de octubre de 2021

Comisión de Libertad de Prensa -APG-

Autoría y edición

COMPARTE