Allanamiento en casa del periodista Juan Bautista Xol, acto de criminalización y censura

COMPARTE

Créditos: Johan Ordóñez
Tiempo de lectura: 4 minutos

“Estamos frente a un acto de censura mediante el uso de la fuerza que buscó o que busca poner en vulnerabilidad a los periodistas y sus familias, para coartar la libertad de prensa y de su libertad de opinión”

Por Regina Pérez

Auxiliares del Ministerio Público (MP) y al menos 29 agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), así como el teniente Walter Rojas, allanaron la vivienda del periodista Juan Bautista Xol, corresponsal de Prensa Comunitaria, quien cubrió la resistencia pacífica durante 20 días en El Estor, Izabal en contra de la minera CGN-Pronico. Esta acción, según el abogado de Prensa Comunitaria, Oswaldo Samayoa, tendría como fin censurar a Bautista, mediante acciones de criminalización.

Las autoridades buscaban ilícitos en la casa del periodista y al no encontrarlos se llevaron el celular de Xol con el que documentó la resistencia pacífica y los desalojos violentos del 22 y 23 de octubre. La diligencia finalizó a las 9:25 horas de la mañana.

Además del allanamiento de la casa de Bautista también se reportó una diligencia en la casa del periodista Carlos Choc, también de Prensa Comunitaria. Choc ha estado documentando el impacto de la industria extractiva en El Estor, Izabal y ha dado cobertura a las exigencias de las autoridades q’eqchi’ para ser incluidas en el proceso de la consulta sobre el proyecto minero Fénix.

Para el abogado Samayoa, en el caso de la diligencia contra Bautista Xol “estamos frente a una situación de anulación de la personalidad del periodista, esto significa que su voluntad de poder emitir opinión y de poder informar libremente ha sido censurada mediante acciones de criminalizarlo bajo presuntamente él tener o portar un arma”.

Días antes de los allanamientos y después de los desalojos violentos realizados por la PNC en contra de la resistencia pacífica el 22 y 23 de octubre, comenzaron a circular fotos en redes sociales donde supuestamente una persona que aparece es Xol con una escopeta.

A decir del abogado, este tipo de criminalización lleva la intención de censurarlo; lo realizaron mediante un allanamiento en donde se determinó que no existe ningún tipo de arma que estuviera en posesión de él, por lo que constituye un hecho intimidatorio y de censura.

Además remarcó que en el caso de Bautista Xol,  se está frente a una amenaza de detención con fin de censurar su actividad periodística. Ya no estamos frente a una detención, pero sí era una posibilidad, dijo. “Ellos sabían que no iban a encontrar ningún arma, es una amenaza de detención y amedrentamiento de la familia para censurar su actividad periodística” señaló.

En el caso de Choc, además de censurarlo, el abogado indicó que lo que buscan es “a quien echarle la culpa”. Con el fin de reportar detenciones, allanan la casa de un periodista comunitario que ya se encuentra enfrentando proceso y que no se encuentra en su casa, buscan justificar el estado de sitio, hablando de detenciones, cuando no hay razones, dijo Samayoa.

“Estamos frente a un acto de censura mediante un uso de la fuerza que buscó o que busca poner en vulnerabilidad a los periodistas y sus familias, para coartar la libertad de prensa y de su libertad de opinión” expresó.

Finalmente, el abogado acotó que la Ley de Orden Público, que establece los estados de excepción, a pesar de que está en vigencia, es contraria a la Constitución Política, “en ese sentido, todas las actuaciones pueden ser cuestionadas de inconstitucionalidad porque ya no responde a los artículos constitucionales vigentes”.

¿Cómo ocurrió el allanamiento?

De acuerdo con información a la que Prensa Comunitaria tuvo acceso, el allanamiento inició a las 7 horas con 16 minutos, cuando a la casa de Xol llegó la auxiliar fiscal del MP con 29 agentes de la Policía bajo el mando de Fredy Moscoso, un integrante de la División Especializada de Investigación Criminal (DEIC), Didier Monzón y uno de la Inspectoría General, Erick Caal, así como el teniente Walter Rojas, del ejército.

La orden de allanamiento fue autorizada por el juez de primera Instancia Penal, Narcoactividad y delitos contra el Ambiente, Víctor Hugo Herrera. Este allanamiento se realiza en medio de un estado de sitio decretado por el gobierno de Alejandro Giammattei en El Estor, por 30 días.

Según la información, los agentes de la PNC y el MP buscaban ilícitos, incluso armas o explosivos, para lo que usaron un perro K-9, sin embargo no encontraron nada. Mientras realizaban la inspección se solicitó a Juan Bautista Xol Coc, María González Cahueque de Cuc y Brenda Sucely Cuc González de Xol que se “resguardaran” en un lugar común de la vivienda, específicamente en uno de los corredores.

Finalmente, al no encontrar objetos ilícitos secuestraron el celular de la señora Brenda Cuc, que fue usado por Bautista Xol en la cobertura del plantón pacífico y en los desalojos de la resistencia, esto porque según las autoridades podría tener mensajes vinculantes con las agresiones de las cuales fueron víctimas varios agentes de la PNC cuando arremetieron contra los manifestantes, con el fin de liberar la carretera y dejar libre el paso a los camiones de la empresa minera CGN-Pronico.

Según las fuerzas de seguridad, extraerán información del teléfono que les pueda ayudar en la investigación. La diligencia finalizó a las 9.25 de la mañana.

Prensa Comunitaria alertó sobre el allanamiento en la residencia de Bautista y la información que se manejó en un principio es que fue detenido, sin embargo la Policía desmintió en sus redes que fuera capturado.

A la residencia de Bautista Xol llegaron periodistas nacionales e internacionales, así como observadores de derechos humanos, quienes pudieron entrevistarlo después del allanamiento efectuado.

PDH: Preocupa el acoso a la prensa

El Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, dijo que es preocupante el acoso contra la prensa, sobre todo en contra de Prensa Comunitaria y que este tipo de acciones son violatorias al artículo 35 de la Constitución Política, que garantiza el trabajo de la prensa.

Antes de que se allanara su residencia, Bautista Xol dijo que le informaron que aparecía en redes sociales difamándolo, donde supuestamente portaba una escopeta. “Yo cargo mi identificación y el chaleco que me identifica como parte de Prensa Comunitaria”, señaló.

Según relató el corresponsal, las fuerzas de seguridad llegaron de manera violenta, “como si tuviéramos algo oculto”. Agregó que no esperaba esa acción, ya que él es nativo de El Estor y trabaja como corresponsal de Prensa Comunitaria, informando de lo que sucede en las comunidades.

El periodista señaló que su familia y él no han tenido problemas con nadie. “Nunca esperábamos esto y la pregunta que tenemos, es por qué vienen aquí si somos de una familia humilde”, indicó.

 

Autoría y edición

Periodista y comunicadora. Soy curiosa y me apasionan las redes sociales. Mis raíces son de la cultura Maya K'iche'.

COMPARTE