Créditos: Juan M. Rosales
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Lidia Elizabeth Florián*

Hoy les escribo estas líneas,  para contarles que el CSU aprobó en la última sesión del año 2020, una propuesta que se les presentó, para que fuera declarado un día específico para honrar su memoria, tal como fue anunciado por mi antecesor, el punto y número de acta que registra este hecho de gran trascendencia y digo de gran trascendencia, porque minimiza en sus familiares, sentimientos de tristeza, abandono institucional, impotencia, frustración.

Les digo que es de trascendencia, porque la USAC desde el año pasado viene dando pasitos para recuperar, sistematizar la memoria histórica de esa época del conflicto armado interno,  que le tocó afrontar y perderlos a ustedes.

Me imagino en estos momentos,  el rostro de muchos de ustedes ante esta noticia, esbozando una sonrisa de complacencia, otros con  asombro. Estoy segura,  que  al igual que nosotros sus familiares,  esperaban esto desde hace años,   creían que esta universidad a la que ustedes se entregaron en cuerpo y alma, les había olvidado.

Hoy que por primera vez se conmemora este día, su día, quiero decirles que esto y mucho más se merecen, pues ser  honrada su memoria, no solo, significa reconocer, en un día específico, lo que ustedes fueron, lo que hicieron, es necesario  indagar  y tomar como ejemplo, su trabajo, sus luchas, etc.  reconocer el papel que desempeñaron como alumnos, líderes estudiantiles, como excelentes profesores comprometidos con la academia, con su  trabajo desempeñado en puestos de dirección, administración y de servicio.

Más que conmemorar su memoria, ustedes merecen que tomemos  su legado para re direccionar esta universidad y a este país.

Les quiero agradecer en estas líneas,  tantas enseñanzas, tanto ejemplo y aportes, por mencionar algo, desde la disciplina jurídica está el legado de  Mario López Larrave, de Adolfo Mijangos López, muchos de ustedes fueron  capaces  de identificar y advertir la necesidad de transformaciones políticas, económicas… exterminar las raíces de la  exclusión, pobreza, desigualdad, racismo y falta de oportunidades en Guatemala.

Se recuerdan ustedes de que Fito Mijangos junto a Alfonso Bauer, Rafita Piedrasanta,  fue  miembro de la comisión, que se opuso a la concesión a favor de la compañía canadiense EXMIBAL, para la exploración y explotación de níquel en  el gobierno de Arana Osorio (por cierto, éste mandó a matar a muchos de ustedes y ordenó tirar sus cuerpos,  en el río Motagua), les cuento esto, porque hoy que estamos en este acto para ustedes, en el Estor, Izabal,  la expropiación  y saqueo de recursos naturales sigue, las poblaciones estan sufriendo violencia institucionalizada,  su resistencia y acciones de lucha, es criminalizada y judicializada, todo, porque los gobiernos de turno siguen complacientes con empresas extranjeras, que únicamente dejan más empobrecidas a las poblaciones y territorios.

Tantos aportes y enseñanzas que ustedes nos dejaron, no alcanza esta mañana para mencionar parte de este legado, por ello, es necesario, recuperar la memoria.

Honrar su memoria, conlleva, imitarlos a ustedes, principalmente en su ética sancarlista, en su ética universitaria, en ese compromiso que tenían con su universidad y  con este país que los vio nacer.

A varios de ustedes los extraño, principalmente con los que compartí, aulas, una plaza, una manifestación de protesta o de solidaridad, me duele que las mentes y fuerzas oscurantistas, les truncaran su camino en la mejor etapa de su vida.

Por ello,  es digno imitarlos, como un homenaje a su memoria, yo sé, que les complace este homenaje, pero también sé que desean,  que   estos  actos, no sean únicamente, momentos de nostalgia y de sentimentalismo efímero.

Imitarlos, significa, poner en práctica su legado,  su ética sancarlista   traducida en los que hoy se forman en están universidad, sean  buenos y críticos estudiantes, conocedores y defensores de sus derechos, imitarlos en la seriedad y responsabilidad, en la  cátedra e investigación, imitarlos en ese compromiso y amor que  le tenían  a la universidad, defendiendo su autonomía, exigiendo el presupuesto que legalmente  le corresponde a la USAC,  para no someterla a condicionamientos que la debilitan y desacreditan.

Yo sé que ustedes, desde su espíritu, anhelan porque haya una comunidad san carlista que continúe su legado, pues  sus sueños y luchas por  construir y trabajar  por una  Guatemala diferente fueron truncados.

Les cuento que hay varios compañerxs  que están vigilantes, para que esta parte de la historia de la universidad, no  siga siendo anulada e invisibilizada, es incongruente pretender  construir esta universidad y país,  sobre el olvido de sus víctimas.

Les amamos, no los olvidamos y están PRESENTES EN LA LUCHA

Guatemala,  30  de octubre de 2021

*Exesposa de Héctor Interiano Ortiz, integrante del secretariado de la AEU 1984, trabajador del IIES,  y estudiante de la facultad de Ciencias económicas. Detenido y desaparecido 21-05-1984.

Conmemoran el Día de la Dignificación de los y las Mártires de la USAC

Autoría y edición

Lidia Elizabeth Florián

COMPARTE