Tiempo de lectura: 2 minutos

 

LOS B’OQ’OL Q’ESAL TENAM NAAB’A’, TX’AUL, K’USAL DEL PUEBLO MAYA IXIL

 

MANIFESTAMOS

 

1. El lunes 20 de septiembre minutos antes del mediodía, por los medios de comunicación locales y redes sociales nos enteramos que la señora María Consuelo Porras Argueta y el señor Ángel Pineda, habían sido incluidos en la lista de corruptos que hace el Departamento de Estado de los Estados Unidos, por socavar la democracia y obstruir investigaciones sobre actos de corrupción.

2. Es indignante y vergonzoso que la Fiscal General de la República y Jefa del Ministerio Pública y el Secretario General del Ministerio Público, sean una dupla de criminales que estén a cargo de esta institución auxiliar de la administración pública y de los tribunales, que tiene como fin principal velar por el estricto cumplimiento de las leyes del país y el ejercicio de la acción penal pública. Esta declaración que hace el Departamento de Estado de los Estados Unidos, no nos toma por sorpresa, solo confirma lo que diariamente vemos y vivimos mayas, xinkas, garífunas y ladinos en Guatemala.

3. Ante este pronunciamiento, que no nos toma por sorpresa, exigimos a la señora María Consuelo Porras Argueta, que renuncie al cargo para el que fue nombrado por otro corrupto, el señor Jimmy Morales Cabrera.

4. También exigimos la renuncia del señor Alejandro Eduardo Giammattei Falla, corrupto, racista y actual jefe del pacto de corruptos y del crimen organizado en Guatemala junto con los integrantes de la Junta Directiva del Congreso de la República, que con su influencia integró la Corte de Constitucionalidad con Magistrados a su conveniencia e influyó para la destitución del Jefe de la Fiscalía Especial Contra la Corrupción y la Impunidad, Juan Francisco Sandoval, para que no continúen alimentando la crisis institucional, democrática y constitucional que atraviesa el Estado de Guatemala.

5. Exigimos a la población a no permitir que los funcionarios y empleados públicos vinculados a la corrupción y protectores de la impunidad continúen socavando nuestros derechos y libertades como personas, ciudadanos y dueños de nuestro destino. Unidos como pueblo, respetando nuestras diferencias podremos alcanzar el desarrollo que nos merecemos.

6. Reconocemos y valoramos el trabajo de Fiscales de carrera, auxiliares y personal del Ministerio Público que cumple las funciones que tienen asignados para garantizar los derechos de la población y fortalecer la débil democracia, a pesar del desprestigio que la Fiscal General y otros funcionarios y empleados de dicha institución del Estado realizan para debilitar el trabajo de los primeros. Nos solidarizamos con ellos.

7. Nos solidarizamos con los jueces y magistrados que están siendo criminalizados por el mismo sistema de justicia y les pedimos a continuar en la lucha contra la impunidad, la corrupción, el tráfico de influencias, el crimen organizado que está incrustado en el mismo Estado.

 

Ixil Tx’aul, K’usal, Naab’a’, kajval tiax, tu yaab’ b’eluval iq’

23 de septiembre del año 2021

Autoría y edición

COMPARTE