Protesta por reinstalación de energía eléctrica en la costa sur fue reprimida; una persona detenida y varias intoxicadas

COMPARTE

Créditos: Cortesía
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Prensa Comunitaria

Una persona detenida, cinco niñas y niños, mujeres y bomberos departamentales con intoxicación por gases lacrimógenos dejó una protesta que por más de 12 horas, mantuvo la población de diversas comunidades de la costa sur del país, en Cuyotenango, Suchitepéquez, a unos 167 kilómetros de la ciudad capital, para pedir que se reinstale el servicio de energía eléctrica que la empresa Energuate cortó, pese a que aseguran que todos los meses pagan su factura.

La población tomó la ruta principal de ese municipio porque pedían que fueran atendidos por las autoridades, pero no fueron escuchados y tampoco por representantes de la empresa. Al final de la tarde de este lunes, la Policía Nacional Civil (PNC) amenazó con capturar a los dirigentes comunitarios y despejar así la ruta que estaba tomada.

Cortesía

Abelino Mejía, secretario del Concejo de Comunidades en Defensa de la Vida y el Territorio, informó que la protesta se generó porque la problemática de falta de energía eléctrica afecta a unas 10 mil personas de San Andrés Villa Seca, Retalhuleu de 15 comunidades; en Champerico a unas 40 mil personas de 57 comunidades, y en Caballo Blanco, San José la Gloria, a unas 20 mil aproximadamente.

“Nosotros no somos ladrones, somos campesinos exigiendo un derecho y un servicio que pagamos, a pesar que no hay energía las facturas vienen como si hubiéramos consumido todo el mes”, indicó Mejía.

Energuate informa a la población que la suspensión se debe a sabotajes o porque en el área existen problemas de conexiones irregulares o falta de pago.

“La empresa ha estado jugando tanto con las autoridades como con las comunidades, la ponen tres días y luego la cortan”, enfatizó Mejía, en referencia a los amparos que se interpusieron a favor de las comunidades por parte de la Procuraduría de Derechos Humanos, pero que no se cumplen.

Lea más aquí:

Cortes de energía generalizados, una problemática cuesta arriba para las comunidades

Pierden víveres y no hay agua

Entre los principales problemas que la población enfrenta por la falta de energía eléctrica se registra la pérdida de los víveres y algunos productos en sus negocios porque no tienen cómo refrigerarlos.

Además, si algunas familias logran comprar su refrigeradora, luego se pierde porque se quema ante tanto apagón. También las bombas de agua potable que necesitan conexión quedan inservibles, añadió Mejía.

La niñez y juventud tampoco pueden mantener las pocas clases regulares que reciben, porque no logran conectarse a las plataformas virtuales por falta de energía. En los Centros de Salud tampoco se mantienen congelados los medicamentos necesarios.

“Se han realizado varias reuniones para ver por qué Energuate está cortando el servicio eléctrico pero los acuerdos que se alcanzan no se cumplen por parte de la empresa. Ellos dijeron que era porque varias familias tenían conexiones directas, pero regularon su situación, se llenaron contratos y todo lo que pidieron, pero ellos incumplieron porque el servicio eléctrico no se reestablece”, dijo Mejía.

Los funcionarios que deberían estar mediando el problema no lo hacen, dice Mejía, quien recuerda que en su caso, por dos meses debe pagar Q525 quetzales de servicio que no recibió. “Pero recibo hasta tres o cinco llamadas recordando el pago”.

Según Fernando Prera, vocero de la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE) se enteraron de la protesta en Cuyotenango a través de un monitoreo de medios.

“Dado lo manifestado por los pobladores descontentos, se intuye que se trata de un corte comunitario, en el cual probablemente se está suspendiendo el suministro a usuarios en impago y consumo irregular, autoconexión o fraudes, pero colateralmente también se está dejando sin suministro a pobladores que sí están al día en sus pagos y consumiendo de manera regular”, indicó Prera.

El vocero dijo que inmediatamente se giró el requerimiento de información a la distribuidora y se ordenó el inmediato restablecimiento del servicio a los usuarios que están al día en sus pagos y que están consumiendo de manera regular.

El último oficio que se recibió por parte de la PDH sobre un corte colectivo en Santo Domingo Suchitepéquez, fue el 22 de septiembre, según el vocero.

Sobre el cuestionamiento de por qué la distribuidora Energuate no acata los amparos judiciales donde se ordena la reinstalación del servicio y evitar los cortes generalizados, Prera dijo que “de momento en la CNEE se desconoce la firmeza total de alguna sentencia de amparo en este contexto, por lo que únicamente nos limitamos referir que tales procesos judiciales deben seguir su curso siendo los tribunales competentes o los accionantes de los amparos quienes deben tomar las decisiones sobre los cursos de acción a seguir”.

Al cierre de esta nota se conoció que los manifestantes seguirán en sus acciones de protesta desde Cuyotenango y que las fuerzas de seguridad, luego de desalojar la ruta principal, se trasladaron al estadio de ese lugar.

Autoría y edición

COMPARTE