Mujeres indígenas preparan agenda política global para cambios estructurales

COMPARTE

Créditos: servindi.org
Tiempo de lectura: 4 minutos

Por Lourdes Álvarez

Con el objetivo de promover y facilitar un espacio global para analizar y profundizar sobre la situación global de las mujeres indígenas, ayer se clausuró la Segunda Conferencia Global de Mujeres Indígenas, donde unas 500 lideresas de las siete regiones socioculturales del planeta, participaron en debates, compartieron lecciones aprendidas, buenas prácticas y estrategias que han venido promoviendo y desarrollando, para el reconocimiento y protección de los derechos individuales y colectivos.

Las actividades se realizaron de manera virtual entre el 12 de agosto y el 2 de septiembre, con 47 mesas de diálogo para abordar los obstáculos que siguen enfrentando las mujeres Indígenas, pero también las juventudes y personas con discapacidad.

En ese sentido, la directora ejecutiva del Foro Internacional de Mujeres Indígenas (FIMI), Teresa Zapeta, indicó que las mujeres, en lo global, están atravesando a una gran crisis que afecta a todos los pueblos indígenas y no indígenas, porque se vive una crisis generalizada de todo el sistema que impera en los países. “Era importante encontrarnos y dialogar, pero también para poner sobre la mesa estas realidades que aún persisten de desigualdad marcadas por el racismo, por un sistema que excluye a los distintos pueblos, mujeres, jóvenes, personas con discapacidad, frente a estos contextos de violencia, de despojo de las tierras, de los territorios, de persecución a defensores es importante pensar en este espacio global para juntar nuestras voces”, expresó.

De esas actividades surgió una declaración global y política de las mujeres indígenas que recoge las distintas preocupaciones, pero también las principales propuestas y exigencias a los Estados, autoridades e instancias, incluso hacia adentro de los movimientos, según la entrevistada.

“Tuvimos sesiones interactivas, paralelas o temáticas durante dos jornadas, en dos horarios, en cuatro momentos, se abordaron temas como la situación del racismo, violencia, cambio climático, pandemia, migración, entre otros. Entre las principales reflexiones y propuestas se resumen en el reconocimiento del aporte que las mujeres indígenas estamos haciendo desde distintos espacios y niveles, con nuestros conocimientos ancestrales, con la resistencia, diversidad, con aporte en salud, economía”, expresó Zapeta.

Las mujeres indígenas indicaron en conjunto durante las actividades de debate y análisis que el aporte que ellas realizan no es reconocido, pero que está sosteniendo a las sociedades y a los Estados a nivel global.

Otro de los aspectos analizado durante las actividades, refiere a las grandes desigualdades que existen y persisten y cómo estas impactan a las mujeres de áreas rurales y urbanas, además, se partió de “reconocer que la interseccionalidad de las condiciones y situaciones están presentes en la vida de las mujeres indígenas, pero a la vez, es una oportunidad de pensar en transformar las políticas públicas, planes, proyectos desde los distintos ámbitos”, agregó Zapeta.

Las sesiones de grupos también se enfocaron al fortalecimiento y la importancia de reconocer a lo interno del movimiento indígena, la diversidad, tanto en idiomas como en edades, condiciones socioeconómicas, entre otras situaciones que atraviesan la vida de las personas indígenas, por ejemplo las discapacidades. Para Zapeta, “vimos coincidencias pero también en la fuerza que hay en el movimiento de mujeres indígenas para la articulación y establecer alianzas, aunque hay aspectos o situaciones que diferencian unas regiones de otras, también hay otros que hacen que las mujeres indígenas tengan una misma base, como la cosmovisión y las propias identidades”.

Cambios concretos en políticas y acciones

Uno de los resultados de la conferencia fue haber construido una declaración política global que recoge todas las diversidades, voces y propuestas que, según informó la entrevistada, será circulada la próxima semana, porque en este momento se encuentra en un proceso de traducción y edición a los distintos idiomas.

“Será una herramienta para distintos sectores no solo para mujeres indígenas, para otras oenegés que trabajan con pueblos indígenas, a medios de comunicación y autoridades. Estamos iniciando un proceso de diseño de la agenda global de las mujeres indígenas que tendrá como base la declaración y un enfoque dirigido a la implementación de las recomendaciones, esperamos que sea una herramienta para que las distintitas entidades puedan llevar a la práctica, las recomendaciones, en presupuestos, políticas, prácticas e incorporación de recursos humanos”, añadió la entrevistada.

Si bien, en las actividades se habló de la exclusión estructural que atraviesa el sistema de educación, salud, de aplicación de justicia y económico, no son nuevas exclusiones, aseveró Zapata, pero sí nuevas formas o manifestaciones de las exclusiones.

En palabras de Zapeta, “el colonialismo esta cada vez más presente y que cada vez más las mujeres y pueblos indígenas estamos planteando la descolonización de los sistemas y de las practicas. Además, se mencionó constantemente la transversalización del racismo con el patriarcado y el machismo, que limita el desarrollo de las mujeres indígenas en distintos ámbitos, la pandemia vino a poner sobre la mesa mucho de esto”.

Finalmente, se expresó que existe un importante rol de liderazgos indígenas en el movimiento de la lucha de las mujeres, principalmente en la defensa del territorio, transformación de prácticas que afectan al medio ambiente, la preservación de los conocimientos y la espiritualidad.

“La pandemia también vino a demostrar que los conocimientos ancestrales, tanto en Asia, África y las Américas han demostrado que sus conocimientos son fundamentales para hacerle frente. Hubo una fuerte reafirmación de este compromiso, de una corresponsabilidad de proteger la vida, de continuidad de nuestros pueblos, conocimientos ancestrales, propiedad intelectual, la sanación y espiritualidad que es fundamental en estos momentos de crisis de la humanidad”, reveló la directora de FIMI.

Zapeta dijo que las mujeres indígenas hicieron presente su voz, su existencia y continuarán en la lucha por el reconocimiento que realizan como personas y no solo como victimas de los sistemas estructurales y de exclusión

Autoría y edición

Periodista y comunicadora para organizaciones sociales, de pueblos indígenas y de organismos internacionales; estudios concluidos en sociología, asistente de investigación social para peritajes judiciales con enfoque histórico y antropológico.

COMPARTE