Créditos: Presidencia
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Nelton Rivera 

Giammattei nuevamente recurre al mecanismo de usar la ley de orden público para “enfrentar la pandemia”, la comisión de salud solicita nuevas disposiciones y medidas, no un estado de calamidad. Medidas que el presidente y el consejo de ministros pudieron aprobar a través de un acuerdo gubernativo sin recurrir a la restricción de garantías constitucionales. 

En las redes sociales trascendió por la tarde, que el Consejo de Ministros fue convocado de emergencia desde las 17 horas. La Secretaria de Comunicación Social desde las 15:26 horas confirmó que discutirán un nuevo estado de calamidad. 

A las 21 horas en cadena nacional, Giammattei confirmó que se decretará un nuevo estado de calamidad, pero que esta vez, fue tomando en cuenta las peticiones de la Comisión de Salud del Congreso de la República, de médicos, científicos y expertos para enfrentar el repunte de contagios de la pandemia en el país. 

En el documento titulado “Carta al señor presidente de la República de Guatemala, con fecha del 1 de septiembre y entregadas a las 14:36 horas, entregaron un pliego de medidas consensuadas con distintos sectores vinculados a los hospitales, centros y médicos de primera línea, el documento incluye 21 medidas definidas para implementarse basadas en evidencia científica, cita el documento. Finalmente el Gobierno anunció algunas de las medidas propuestas pero no la totalidad. 

Con el estado de calamidad, espera que los diputados esta vez lo aprueben, en el tiempo establecido de los tres días hábiles. Debido a las fuertes críticas recibidas por el manejo de las compras y contrataciones desde el Estado, afirma que él quiere ser transparente. En su intervención no dio certezas sobre la compra de vacunas o la llegada de la totalidad de las vacunas Sputnik V, compradas a la empresa Human Vacinne, negociadas con Rusia. 

La doctora Karín Slowin, especialista e investigadora, del Laboratorio de Datos, se refirió a lo anunciado por Giammattei como cínico, “Se tardó meses para llegar a este punto. Se atrasó con la compra bilateral de vacuna, se tardó para sancionar la ley del cheque en blanco y con el brazo retorcido por la presión social…”. 

Para Nancy Sandoval, presidenta de la Asociación Guatemalteca de Enfermedades Infecciosas (AGEI), se refirió a que estas medidas fueron consensuadas previamente, “Algo ayudarán con la reducción de contagios y es lo mínimo que debieron haber hecho hace 8 semanas, empezar por algo era crítico”.

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE