Diario Militar: emotiva intervención de querellantes para exigir que militares sean ligados a proceso

COMPARTE

Créditos: Alejandra Cabrera.
Tiempo de lectura: 4 minutos

Por Regina Pérez

La audiencia de primera declaración del general retirado Víctor Augusto Vásquez Echeverría y el teniente coronel retirado Gustavo Adolfo Oliva Blanco, detenidos hace tres meses por el caso Diario Militar, se aplazó para la próxima semana. En esta audiencia, los querellantes pidieron no seguir alimentando la impunidad ni obstaculizar la justicia, por lo que piden que ambos militares sean ligados a proceso.

Manuel Farfán, de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (FAMDEGUA), cuya madre Aura Elena Farfán inició una búsqueda tras la desaparición de su hermano Amílcar Rubén Farfán, señaló que según lo expuesto por el MP hay indicios racionales para que Vásquez Echeverría y Oliva Blanco sean ligados a proceso por desaparición forzada y delitos contra los deberes de la humanidad.

Foto: Alejandra Cabrera.

En el caso de Vásquez Echeverría, Farfán dijo que dirigió el destacamento militar en Comalapa, Chimaltenango, donde fueron localizados los restos de seis personas desaparecidas que aparecen en el Diario Militar. El lugar era conocido en aquel momento como Zona Militar 302.

“Qué nos diga Vásquez Echeverría como recibieron a nuestros familiares, en qué condiciones llegó Amancio Samuel Villatoro, Zoilo Canales Salazar, Juan de Dios Samayoa, Hugo Adail Navarro Mérida, Moisés Saravia López, Juan Pablo Almira López y María Quirina López, mi duda es señor juez ¿llegaron vivos al destacamento militar y los aniquilaron ahí? Esto lo digo por el circuito clandestino que existía, porque fueron enterrados clandestinamente ahí”, dijo Farfán.

A Oliva Blanco, Farfán preguntó el paradero de Hiram Muralles, quien fue detenido desaparecido delante de su esposa y sus dos hijos.

Caso Diario Militar: “controlar, neutralizar y eliminar por pensar distinto”

El querellante señaló que no están de acuerdo con un proceso de litigio malicioso y dijo al juez que este caso ha sido investigado por años, por lo que es necesario que se analicen los documentos que el MP ha entregado para fundamentar la investigación, “han sido estructuras clandestinas, hay testimonios, declaraciones de sobrevivientes que fueron capturadas y capturados y torturados, no continuemos alimentando el muro de la impunidad y obstaculizar la justicia, es necesario que asuman la responsabilidad como militares” dijo.

Alejandra Cabrera, querellante en el caso, inició su intervención con algo que le escribió a su papá, Leopoldo Cabrera. “Anoche soñé que habías vuelto, que vivías. Después de 37 años la alegría era inmensa. Pero el peso de toda una vida que nos fue arrebatada a fuerza de odio y silencio pronto provocó una punzada en el pecho y un nudo devoró nuestras gargantas, enmudecimos. Desperté. Me levanté y hoy como cada día seguiré buscándote. Hasta morir o hasta encontrarte” señaló.

Cabrera recordó como en 1984 ese sistema clandestino e ilegal que fue conformado por fuerzas del Estado rompió su familia, destruyó su vida y sembró dolor e incertidumbre.

“Ninguna niña debería llevar lo que queda de su vida en una pequeña mochila, de casa en casa, incluso a otro país, dejando atrás todo lo que ama, ni quedar sola en una ciudad desconocida mientras su madre se recupera de las torturas”.

Foto: Alejandra Cabrera.

La querellante señaló que su padre fue secuestrado en una panel blanca y que su madre fue torturada por horas en el garage de su casa, “de una forma tan atroz que incluyó la violencia sexual”.

“El día que liberaron a mi mamá supo que trasladarían a mi papá a otro lugar, ahora entiendo que fue enviado a alguno de los lugares que formaban parte del circuito clandestino de detención, tortura, obtención de información y desaparición forzada y ahí, mi papá, Leopoldo Cabrera fue ejecutado y desaparecido” mencionó.

Según lo escuchado en las audiencias, para Cabrera este sistema era como una cadena en la que cada eslabón es una pieza fundamental de una estructura criminal. Si uno solo hubiera faltado, se hubiera quebrado, pero a la fecha esa cadena sigue ensamblada, la impunidad y la resistencia a enfrentar la justicia la conservan sólida, indicó.

Cabrera finalizó su intervención señalando: Durante las torturas, a mi mamá le arrancaron uñas de sus manos y pies y si yo supiera dónde se encuentra mi papá, no dudaría ni un minuto en perder las mías y desgarrar estas manos, escarbando tierra, cal y cemento para arrancar a mi papá de esa fosa – abismo donde lo lanzaron el 1 de diciembre de 1984-, según el registro 76 del Diario Militar, para abrazar sus restos y decirle, ‘te he buscado papá, te he buscado cada día, pero el pacto de odio, silencio e impunidad me han apartado de la posibilidad de sepultarte dignamente’.

De igual manera en esta audiencia se pronunciaron Paulo Estrada y Elisa Meza, esta última pidió que debido a todas las violaciones a los derechos humanos cometidas, como secuestros, tortura y asesinato, ambos militares enfrenten proceso “ellos ya están grandes pero tienen las manos llenas de sangre”, dijo.

La audiencia de primera declaración de Blanco Oliva y Vásquez Echeverría se ha retrasado por tres meses, ya que ambos fueron detenidos el 27 de mayo, sin embargo, debido a problemas de salud fueron internados en el Centro Médico Militar. Posteriormente su defensa señaló que tenían problemas de audición, sin embargo la semana pasada, peritos manifestaron que ambos pueden escuchar y entender la acusación.

La audiencia de hoy fue la tercera jornada que se realizó esta semana y será hasta el próximo martes 21 de septiembre que el juez Miguel Ángel Gálvez dará a conocer si los liga a proceso o no.

Diario Militar: los militares Oliva Blanco y Vásquez Echeverría enfrentaran a primera declaración

Autoría y edición

Periodista y comunicadora. Soy curiosa y me apasionan las redes sociales. Mis raíces son de la cultura Maya K'iche'.

COMPARTE