CC aún sin resolver amparo de médicos del Hospital Roosevelt

COMPARTE

Créditos: Cortesía.
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Luis Ovalle

Médicos del Hospital Roosevelt, acompañados por abogados del Bufete Jurídico de Derechos Humanos, acudieron hoy a la Corte de Constitucionalidad, para requerir información sobre la acción constitucional de amparo que presentaron el pasado 10 de septiembre, pero les fue notificado que no hay avances al respecto.

El doctor Zagreb Zea, representante del cuerpo médico del Hospital Roosevelt y el abogado Edgar Pérez, del Bufete Jurídico de Derechos Humanos, lamentaron que la máxima corte constitucional del país y las autoridades de gobierno, no den la seriedad que merece la acción interpuesta, en la que se incluye una propuesta técnica para para contener la pandemia de COVID-19, en cuatro o cinco años.

“Vemos con preocupación como la pandemia continúa. Pacientes que tienen otros padecimientos de carácter crónico, que siguen consultando nuestros servicios en el hospital Roosevelt y en los demás hospitales de la red y vemos que no se toma con la debida seriedad”, señaló Zea.

Es cierto que el amparo ya tuvo una primera evacuación, pero no se trata solo de llenar papeles y formalismos; se trata de ver con humanidad qué es lo que está pasando. Estamos viviendo historias dramáticas; necesitamos lo vean con prontitud, anotó.

Por su parte, el abogado Pérez, subrayó que la acción legal presentada por los médicos, propone una alternativa de contención al coronavirus y de fortalecimiento al sistema de salud pública. “Llama poderosamente la atención que no se tome con la seriedad y sobre todo con la humanidad que deberíamos de estar tratando todos los seres humanos esta pandemia”, dijo.

El jurista insistió en lo preocupante que resulta el atraso en la resolución, ya que es un hecho de tanta trascendencia, que tiene que ver con vidas, con el derecho fundamental a la salud, no solo por la pandemia sino por las enfermedades crónicas que padecen muchas personas y que por la misma pandemia y por la fragilidad en la que se encuentra el sistema hospitalario del país y que se siguen perdiendo la vidas.

Asimismo, recordó que la naturaleza de una acción constitucional de amparo es que sea ágil, no rígida. Recordó que el artículo 2 de la Ley de Amparos así lo establece. Pero al parecer les están ganando los formalismos.

El doctor Zagreb Zea hizo un llamado a las autoridades y a las personas que fueron objeto de esta acción constitucional, para que atiendan y resuelvan con lugar el amparo, para que ellos como médicos puedan hacer su trabajo como corresponde. La pandemia está lejos de terminar y no se puede seguir tratando a los pacientes en las mismas condiciones que ahora, porque se carece de personal, de insumos y muchas cosas más, contempladas en el informe técnico que se ha hecho.

Sobre las condiciones en que se encuentra en este momento el hospital Roosevelt,  Zea informó que hay 40 camas habilitadas para COVID, todas ocupadas; sobre el personal, indicó que hay entre 19 y 22 personas que se mueven en los servicios de traumatología de cirugía, así como en la maternidad. Al respecto, dijo que es lamentable cuando llegan mujeres embarazadas contagiadas de COVID, pues el búnker de maternidad sólo tiene espacio para cuatro.

Agregó que las personas que atienden con COVID llegan en estado crítico. En el Roosevelt no se atienden casos leves o moderados. “Los moderados que tenemos son los que están por salir, pero que ya pasaron por el intensivo y terapia respiratoria”.

El notificador de la Corte de Constitucionalidad informó a los abogados del Bufete Jurídico de Derechos Humanos, que la acción constitucional de amparo que presentó el cuerpo médico del Hospital Roosevelt se encuentra actualmente en la unidad de viabilidad y que el pasado 18 de septiembre recibieron el informe circunstanciado del presidente Giammattei.

En la unidad de viabilidad se emitirá opinión, luego de analizar los antecedentes presentados por el mandatario y luego, si el expediente llena todos los requisitos, analizarán si se da trámite al amparo.

Autoría y edición

COMPARTE