Alta Verapaz: comunidades afectadas por Eta y Iota reforestan el territorio

COMPARTE

Créditos: Reforestación de comunidades afectadas por Eta y Iota. Foto Cortesía
Tiempo de lectura: 2 minutos

Las tormentas Eta y Iota afectaron de gran manera a estas comunidades, sin embargo no han recibido el apoyo del Estado y mucho menos del Gobierno”

Por Carlos Ernesto Choc

Varias comunidades afectadas por las tormentas Eta y Iota en Alta Verapaz, a finales de 2020, impulsan una campaña de reforestación de 60 mil arboles de diferentes especies, la que dio inicio en la aldea Campur de San Pedro Carchá, Alta Verapaz, con la participación de autoridades comunitarias de tres municipios que, preocupadas por los efectos del cambio climático, crearon viveros comunitarios sin el apoyo del gobierno ni empresas privadas.

Para la comunidad de Campur fueron entregados 12 mil 600 árboles de canela, pimienta, cacao, caoba y cedro, según informó Vily Jeremías Xol. En la jornada participaron hombres, mujeres, niños y niñas en la siembra. Antes de comenzar con la actividad se realizó una ceremonia maya, para pedir permiso a la madre tierra y a los Tzuultaq’a, que son los espíritus guardianes de las montañas.

El defensor Abelino Chub quien participó en la actividad, valoró el esfuerzo por conseguir las plantas, que dijo “fueron traídas de viveros que las mismas comunidades han creado”, además de subrayar que las autoridades ancestrales respondieron al llamado a sembrar árboles en los terrenos comunitarios.

Las comunidades y municipios que se unieron para reforestar son Mucb’ilh’a del Municipio Raxruh’a y Rubelho’ del municipio de Chisec, Sesajal, Setal, y Campur, del municipio de San Pedro Carchá. En la coordinación participó la Asociación Maíz de Vida, en el Marco del proyecto Camino Verde, que desde 2019 trabaja con algunas comunidades de Alta Verapaz.

Las tormentas Eta y Iota afectaron de gran manera a estas comunidades, sin embargo no han recibido el apoyo del Estado y mucho menos del Gobierno. Un claro ejemplo es la comunidad de Campur, San Pedro Carchá, donde aun no se hace el estudio científico para determinar si es habitable o no. Cuando llueve temen que se vuelva a inundar, lo que más le preocupa a la gente son octubre y noviembre, por las constantes lluvias en la zona de Alta Verapaz, expresó Ramón Cu Xol, quien reside en esa comunidad.

En Campur, aldea del municipio de San Pedro de Carchá en Alta Verapaz, las aguas de Eta y Iota se filtraron en la tierra y llenaron caudales acuíferos subterráneos sobre los que está asentada la comunidad, a los que aquí les llaman siguanes. Esto provocó que tres kilómetros cuadrados del centro urbano de la comunidad permanecieran sumergidos durante tres meses.

Reforestación de comunidades afectadas por Eta y Iota. Foto Cortesía

La fuerza de Ha’ arrasó Campur desde el suelo

Autoría y edición

Periodista comunitario, Maya Q'eqchi. Criminalizado en 2017 por su labor periodística en El Estor Izabal.

COMPARTE