A más de un año del cierre de la institucionalidad de la paz, Copadeh ofrece capacitaciones en Quiché

COMPARTE

Créditos: Imagen con fines ilustrativos. Brendan James / Picsporadic
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Julián Ventura

A más de un año de que el presidente Alejandro Giammattei cerró las instituciones democráticas que trabajaban a favor de los derechos humanos de población indígena y de víctimas del Conflicto Armado Interno, Rigoberto Casasola, director ejecutivo de Comisión Presidencial por la Paz y los Derechos Humanos (Copadeh), indicó durante la inauguración de la sede de esa institución en Santa Cruz del Quiché, Quiché, que a nivel departamental la estrategia buscará implementar capacitaciones a instituciones públicas y privadas en cultura de paz, además de las mesas de diálogo para promover la resolución de conflictos.

No obstante, indicó que aún no tienen acercamientos con autoridades locales, ancestrales e indígenas, tampoco con sociedad civil, pero “pronto se darán”, dijo.

Al ser cuestionado sobre la decisión que tomó el presidente Alejandro Giammattei de desarticular las funciones que tenía la secretarías de la Paz (Sepaz), Asuntos Agrarios (SAA) y la Comisión Presidencial de Derechos Humanos (Copredeh), Casasola argumentó que existían funciones “ilegales” que se estaban realizando a nivel de representación y defensa del Estado que corresponden a la Procuraduría General de la Nación (PGN) a nivel internacional y que por esa razón “ahora la Copadeh asumirá algunas de las funciones de Copredeh”.

Entérese más acá:

Giammattei le dio el tiro de gracia a la institucionalidad de la paz

Por otro lado, la Copadeh hizo una defensa oficiosa de las actuales autoridades nacionales y locales, al mencionar que debe existir tolerancia “sin importar de qué lado político se encuentre cada ciudadano” en relación a la decisión de designar a un gobernante como Giammattei y dar a entender que las personas que no ganaron las elecciones son quienes provocan los problemas al evidenciar su inconformidad.

“Sin tolerancia no puede haber paz, en términos de paz, la tolerancia se manifiesta en aceptar la forma de pensar de otro, aunque no la compartamos, en la democracia la tolerancia se manifiesta en aceptar las decisiones de la mayoría de la población y ese ha sido un problema de Guatemala desde 1985, los perdedores no han querido reconocer el triunfo del adversario político”, expresó.

Al cuestionarle sobre el presupuesto de la Copadeh y por qué se ha gastado la mayoría en contratación de personal, gastos de representación, alquileres y gastos de representación, dijo que así es, porque necesitan primero tener toda la estructura para empezar a trabajar.

Autoría y edición

Periodista Maya K'iche

COMPARTE