Trabajadores del INE denuncian manipulación en los precios de la canasta básica

COMPARTE

Créditos: Foto con fines ilustrativos. Fuente: Google Maps
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Luis Ovalle

El Sindicato de Trabajadores del Instituto Nacional de Estadística (SITRAINE) hizo públicas hoy, graves y alarmantes malas prácticas estadísticas, implementadas en el Instituto Nacional de Estadística (INE), que develan la captura del Estado y moldean la regulación e instituciones de gobierno, para beneficios particulares y privados.

Entre las irregularidades denunciadas señalan que, a partir de enero de 2021 se presentó una “nueva metodología” para calcular el Índice de Precios al Consumidor (IPC), indicador que genera el costo de la Canasta Básica Familiar (CBA) y el costo de la Canasta Ampliada (CA), lo que ha llevado a que los costos registren una baja considerable.

Esta metodología fue empleada y presentada de manera sorpresiva, con argumentos poco creíbles y nada técnicos. Sin embargo, el procedimiento para la estimación de la reducción de los alimentos consumidos fuera del hogar en el cálculo IPC, nunca fue presentada; únicamente se modificó con base en conjeturas sin sustento técnico formal, derivado de presiones del Sector Empresarial Organizado, con el objetivo de disminuir de manera antojadiza el costo de la CBA.

Además, de manera arbitraria y con total abuso de autoridad, decidieron suprimir el peso de los bienes como factor de ponderación, para continuar afectando a la baja el cálculo de dicho indicador. Esta acción elimina la relación que existe entre el peso y el precio de los bienes y hace ahora imposible detectar el incremento escondido, indica el comunicado.

El SINTRAINE hace énfasis que, en consecuencia se ve afectada de forma negativa la generación y progreso de políticas, planes, objetivos y estrategias de gobierno, en detrimento de las comunidades, por presentar datos oficiales que carecen de certeza, oportunidad y calidad.

De igual manera, la inflación que se registra ahora en el país es y será menor, dando como resultado que los objetivos trazados por el gobierno central y la Junta Monetaria sean posibles de alcanzar, aparentando así una falsa sostenibilidad económica. Ponen como ejemplo la última estimación de la pobreza, que alcanza a más del 60 por ciento de la población, dato que se verá reducido por la manipulación de la metodología IPC.

Para el sindicato del INE, esta situación evidencia una economía capturada por la élite, que de alguna forma pretende lavarse la cara y mostrar al mundo un país sin miseria alarmante y que de alguna manera les incomoda y muestra al mundo lo que no son.

Para llevar a cabo estos actos carentes de ética y moral, fue necesario realizar acciones vejaminosas en contra de los derechos laborales de los trabajadores del INE, a través de acoso laboral y abuso de autoridad. Se retiró del cargo a todos los directores del Instituto, entre ellos al Director de Índices y Estadísticas Continuas, a quien se le obligó a renunciar por oponerse a la referida manipulación del cálculo del IPC.

Asimismo, se tiene amedrentado a todos los trabajadores 011 y 029, bajo la amenaza de cambio de puesto, sanciones, despido y cancelación de relación laboral, respectivamente, para que a pesar de estar en contra de las anomalías, no emitan opinión.

Los trabajadores sindicalizados del INE se preguntan ¿qué se puede esperar que hagan con los resultados de las próximas encuestas?, entre ellas la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, la Encuesta Nacional de Empleo e Ingresos o la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos en los Hogares, esta última proporciona la base del IPC. ¿Hasta cuándo o hasta dónde podrá ser sostenida esta ficción?, subrayan.

 

Autoría y edición

COMPARTE