Suspenden vuelos en el aeropuerto internacional de Kabul

COMPARTE

Créditos: teleSur
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por teleSur

EE.UU. está enviando otro batallón de unos 1.000 efectivos para proteger la evacuación en el aeropuerto Kabul.

Ante las escenas caóticas que se registran en el aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul por el intento de miles de ciudadanos de huir del país del centro de Asia, fuerzas militares de Estados Unidos decidieron suspender todos los vuelos.

La suspensión de los vuelos se debe a la multitud de afganos que se encuentran en la pista tratando desesperadamente de abandonar el país tras el regreso de los talibanes, ha explicado un portavoz del Pentágono.

“Las fuerzas militares estadounidenses están sobre el terreno y trabajan con otros militares, turcos e internacionales, para dispersar a la gente. No sabemos cuánto tiempo llevará”, ha indicado John Kirby.

Estados Unidos está enviando otro batallón de unos 1.000 efectivos para proteger la evacuación en el aeropuerto Kabul, luego que soldados estadounidenses allí mataron a dos individuos armados en medio de una caótica evacuación.

La medida es reflejo de la incertidumbre reinante en momentos en que miles de personas están llenando en aeropuerto con la esperanza de salir del país antes de que el Talibán tome el poder.

Unas seis personas murieron en tiroteo entre talibanes y fuerzas estadounidenses, en el aeropuerto de Kabul, donde miles de personas buscan abandonar Afganistán. Otros, escondidos en fuselaje de avión, cayeron al vacío.

Videos subidos a las redes sociales muestran también que varias personas, en un desesperado intento, se suben a los motores y al tren de aterrizaje de aviones militares estadounidenses, los cuales se encuentran en la tarea de evacuación de diplomáticos de su país y de otras naciones.

El domingo, los talibanes ingresaron a Kabul, la capital del país asiático, sin que las tropas gubernamentales ofrecieran resistencia.

Este lunes el movimiento insurgente proclamó su victoria y dio por terminada la guerra interna tras una ofensiva militar de varias semanas para hacerse del control de todo el territorio afgano.

Los talibanes negocian un gobierno de transición con el vicepresidente afgano Abdulá Abdulá, quien quedó al frente de la administración política del país tras la huida del mandatario Ashraf Ghani al extranjero, para evitar “un derramamiento de sangre”.

El mulá Baradar Akhund, diputado del movimiento Talibán dijo que la verdadera prueba de Gobierno comienza ahora para esa fuerza, pues deben ayudar al pueblo y mejorar su nivel de vida.

Baradar felicitó por la victoria a toda la nación afgana, especialmente al pueblo de Kabul y a los combatientes muyahidines, y agregó que los talibanes trabajarán por servir a toda la nación, destacó este lunes la agencia de noticas Ariana.

Autoría y edición

COMPARTE