San Juan Sacatepéquez: pueblo Kaqchikel articula esfuerzos para la protección del Cerro B´ay

COMPARTE

Créditos: Simón Antonio Ramón.
Tiempo de lectura: 3 minutos

 Por Simón Antonio Ramón

El Diálogo de saberes, denominado “Derechos de los Pueblos indígenas sobre Lugares Sagrados”, se llevó a cabo el pasado sábado, en el marco del Día Internacional de los Pueblos indígenas que se conmemora este 9 de agosto. Este evento contó con la participación de autoridades indígenas del municipio, así como también de otras comunidades del pueblo maya Kaqchikel, organizado por la junta de vecinos del Cerro Jolom B´ay, que fue declarado patrimonio cultural de la nación en 2004.

El evento tuvo dos momento: el que se realizó en el salón Emanuel, en la cabecera municipal y otro que tuvo lugar en el Cerro B´ay, con el objetivo de “analizar la problemática actual del Cerro B´ay o Cerro Candelaria, y articular esfuerzos y acciones a favor de su conservación, protección y administración” indicaron miembros de la junta de vecinos.

También se rindió un homenaje al artista Higinio Patzán, una de las personas que luchó desde hace 43 años por la preservación y cuidado del cerro, ya que en la administración municipal del exalcalde Ramón García tuvieron intenciones de apropiarse del lugar para fines particulares y afectar a todas comunidades.

El pueblo maya no es prehispánico sino milenario

El diálogo, que se llevó a cabo en la cabecera municipal, contó con la participación de Marta Juana López Batzín, José Ángel Zapeta y Emilia Cosigua Cruz Noj. Marta Juana López disertó sobre cómo comprender, entender los marcos jurídicos nacionales e internacionales sobre el uso y preservación de recursos naturales, lugares sagrados, ejercicio de la espiritualidad y cosmovisión.

“Sabemos que este Estado no es nuestro pero hay fisuras, y es ahí donde tenemos que empujar acciones y propuestas de ley que tengan efectos en preservar los bienes naturales a partir de leyes tanto naciones como las emanadas de los Acuerdos de Paz y Leyes internacionales”, dijo en su intervención.

José Ángel Zapeta centro su intervención en torno a la iniciativa de Ley 3835, presentada al Congreso de la República en junio de 2008, que cuenta con dos dictámenes favorables. Sin embargo, Zapeta dijo que existe una iniciativa conocida como Ley Rescate del Patrimonio Prehispánico, número 5923, contraria a la iniciativa presentada en 2008. “No somos pueblos prehispánicos, sino somos pueblos milenarios. Con esta iniciativa de Ley no nos reconocen como sujetos de derechos”, dijo Zapeta.

Emilia Cosigua Cruz Noj intervino con reflexiones y legitimidad de mujeres y hombres en sus prácticas de espiritualidad y cosmovisión en el uso de los lugares sagrados. “La cultura nuestra la conocemos desde la  resistencia. Tenemos que hacer memoria. Si no hubiera resistencia en nuestra cultura, nuestros pueblos habrían sido exterminados. Por lo que no nacimos ayer, en el calendario de la cuenta larga que comenzó a verse 3 mil 114 años antes del inicio de la cultura occidental, uniendo ahora nos da 5 mil 135 años de nuestra existencia”, dijo.  “La legitimidad no solo está en el lenguaje sino en el wipil; ahí es el origen de nuestra creación y generación, en los lugares sagrados, los templos ahí está también plasmado”, aseguró.

El Cerro Jolom B´ay un lugar donde los abuelos pidieron por la vida de sus hijos y nietos

En el segundo momento de la actividad, se realizó una caminata desde la cabecera municipal hasta el Cerro Jolom B´ay, donde se colocaron ofrendas y hubo danza y música. La jornada finalizó con una ceremonia en el día del B´elejeb´ Batz´ según el calendario Maya.

“Tener un espacio como Jolom B´ay, a significado el acercar, el poder realmente armonizar la vida y ayudar a la comunidad, a la familia. Eso ha sido el espacio y la función de Jolom B´ay que por siglos nuestros abuelos pidieron por la vida de sus hijos y de sus nietos y así es cómo continúa las palabras, las enseñanzas de esa práctica y espiritualidad de los abuelos”, dijo Juan de la Cruz Noj, presidente de la Junta de Vecinos Jolom B´ay.

 

Autoría y edición

Periodista Maya Q'anjob'al

COMPARTE