Créditos: David Diego Marcos
Tiempo de lectura: < 1 minuto

Por David Diego Marcos

 

La nueva jornada de Paro Nacional, a realizarse este 5 y 6 de agosto, tiene como objetivo reafirmar la posición de las autoridades ancestrales en cuanto a la renuncia del presidente Alejandro Giammattei y de la Fiscal General del Ministerio Público, María Consuelo Porras, dijo a Prensa Comunitaria Saturnino Figueroa, coordinador general del Gobierno Plurinacional del Área Norte de Huehuetenango.

La participación de las autoridades ancestrales en todos los territorios del país también pretende que las expresiones de inconformidad de la sociedad sean pacíficas y se lleven en el marco democrático.

Desde hace dos o tres años las autoridades ancestrales han denunciado como se ha ido reacomodando una dictadura constitucionalista, la cual es mucho más clara y evidente en el gobierno actual, que utiliza las leyes a su interés. Es notorio que no existe la separación de poderes y que las leyes son utilizadas como instrumento para oprimir y no para garantizar los derechos humanos, indicó.

Para Saturnino Figueroa, la principal demanda en este momento es a rescatar la democracia. Tenemos que detenernos un momento, pensar, avanzar y retomar los Acuerdos de Paz, que sientan las bases para comenzar a reconstruir el país, que durante 500 años ha sido destruido, dijo.

El llamado es a despojarnos de las demandas sectoriales y particulares, enfocarnos en una sola demanda que nos permita volver a una democracia real y participativa, para lograr una nueva Guatemala y poner fin a la dictadura constitucionalista. Estos personajes que han estado protagonizando el pacto de corruptos deberían ser los primeros en reconocer que le están haciendo un daño al país, concluyó Figueroa.

Autoría y edición

Periodista Maya Q'anjob'al

COMPARTE