Oscuro pasado de Suger Cofiño: rechazan que CSU quiera otorgarle Doctor Honoris Causa

COMPARTE

Créditos: Ejército de Guatemala
Tiempo de lectura: 2 minutos

 

“…por lo que en estos casos el apoyo profesional técnico de algunos académicos se traduce en pérdida de vidas humanas sobre todo de esta Magna Casa de Estudios, por lo que nos parece un total contrasentido otorgar esta distinción y les llamamos a rechazarla de manera categórica”.

 

Por Prensa Comunitaria

 

El Equipo Promotor del Centro de Memoria Histórica de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC), manifiesta su rechazo a que se intente otorgar el título de “Doctor Honoris Causa” al doctor José Eduardo Suger Cofiño, por haber sido un personaje vinculado a la inteligencia militar en los años 80, cuando incluso recibió el grado de coronel asimilado.

En una carta dirigida al Consejo Superior Universitario, relativa al Acta No. 26-2018, Punto 11.6  que emite opinión favorable de la Comisión de Docencia del Consejo Superior Universitario de la Universidad de San Carlos de Guatemala, con respecto a la solicitud de otorgar dicho título a Suger Cofiño.

En la carta, el Equipo Promotor del Centro de la Memoria Histórica de la USAC patentiza su interés en la dignificación y el respeto a la memoria de los mártires universitarios y cuestionan la iniciativa con base en el inciso d), que pone como característica del perfil de las personas merecedoras de esa distinción “haber coadyuvado al progreso de la humanidad mediante inventos o descubrimientos científicos de alto valor y e) haber demostrado especial interés por el pueblo de Guatemala, contribuyendo de manera eficaz a su elevación cultural y demostrar ejecutorias de beneficio social”.

El doctor José Eduardo Suger ha sido señalado de colaborar con la Sección de Inteligencia Técnica, en cuatro secciones que conforman la Dirección de Inteligencia Militar (D-2), del Estado Mayor de la Defensa Nacional. Esta sección de inteligencia técnica operaba por medios sofisticados de computación, radio comunicación e intercepción telefónica y su uso requería de personal especializado, formado por los mismos cuerpos de inteligencia o universidades.

El Equipo Promotor del Centro de la Memoria Histórica de la USAC subraya que “Las y los familiares de los mártires de la Universidad de San Carlos de Guatemala conocemos perfectamente los resultados en graves y sistemáticas violaciones a los derechos humanos que han significado las labores de control sobre la población ejercidas desde estas estructuras militares, por lo que en estos casos el apoyo profesional técnico de algunos académicos se traduce en pérdida de vidas humanas sobre todo de esta Magna Casa de Estudios, por lo que nos parece un total contrasentido otorgar esta distinción y les llamamos a rechazarla de manera categórica”.

Autoría y edición

COMPARTE