Mujeres y jóvenes migran masivamente, según estudio de UNFPA y OIM

COMPARTE

Créditos: OIM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Simón Antonio Ramón

El estudio Caracterización de la migración internacional en Guatemala, elaborado por el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) mostró, basado en el Censo de Población de 2018, que la migración masiva de hombres y mujeres se da entre los 15 a 39 años.

La investigación clasifica y analiza los indicadores de migración planteados en el Censo de Población y Vivienda de 2018. Los resultados indican que la mayoría de la población que migra son hombres, situación que ha estado cambiando entre 2002 y 2016, periodo en el que se observa un aumento en la migración de mujeres jóvenes entre los 20 a 24 años; y de forma acelerada entre 2017 y 2018 varió entre los 15 a 19 años.

El Censo de 2018 reportó que el 28.4 por ciento de los hogares monoparentales recibió remesas, mientras que el 44.7 por ciento de las familias extendidas, donde las hijos e hijos están a cargo a abuelas y abuelos, tíos y tías, reportó algún familiar migrante y el 9.3 por ciento no reporta ser receptores de remesas y familiares emigrantes.

Durante la presentación, se reportó que los departamentos fronterizos son los mayores receptores de remeses: Huehuetenango con el 18.9 por ciento, San Marcos 9.8 y Quiché 10.5. Mientras que los reportes para los departamentos de Jutiapa son de 4.9 y Quetzaltenango 8.8.  El estudio establece que los hogares de la población migrante presentan un panorama positivo en las áreas de educación, calidad de vivienda y no hacinamiento.

El estudio concluye que “la migración no debería asociarse con crímenes de odio o delitos, pues esta es una caracterización del mundo globalizado en que vivimos, y sin duda provee de mayores beneficios a los hogares en contextos precarios. A los que se debe apuntar es a garantizar que los motivos para migrar no sea el hambre, la pobreza, la falta de oportunidades, el peligro o el poco valor de la vida”.

La migración de las juventudes es reciente. Implica cambios en la población, según Pablo Salazar, representante de UNFPA en Guatemala. “La migración reciente en Guatemala tiene rostro juvenil, lo que es consistente con el cambio en la estructura de la población. El crecimiento de la migración podría agudizarse en el futuro cercano si no se consigue priorizar la inversión en adolescencia y juventud, así como crear empleo para alrededor 300 mil jóvenes que buscarán entrar cada año al mercado laboral”, informó.

Para Jorge Peraza, jefe de Misión de la OIM para Guatemala, El Salvador y Honduras, “la gestión y el manejo de datos son un componente fundamental en la tormenta de políticas públicas y en una buena gobernanza migratoria. Contar con datos certeros y especializados hace la diferencia en la respuesta a situaciones de emergencias humanitarias”, dijo

Autoría y edición

Periodista Maya Q'anjob'al

COMPARTE