Miles de indígenas brasileños marchan para exigir respeto a sus tierras

COMPARTE

Créditos: @ApibOficial
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por teleSur

Los pueblos indígenas exigen autonomía sobre sus tierras, aspecto que va en concordancia con la Constitución Federal.

Más de 6.000 personas en representación de 173 pueblos indígenas marcharon este martes hacia la sede del Supremo Tribunal Federal (STF) en Brasilia, como parte de la movilización nacional “Lucha por la vida” convocada por la Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) donde rechazan el proyecto dedemarcación territorial y al mismo tiempo, piden derechos sobre sus territorios.

Se trata de la mayor concentración desde la creación de APIB en 1988, y parte de una vigilia contra la Tesis del Marco Temporal, la cual retomará el juicio este 25 de agosto para definir el futuro de la demarcación de tierras indígenas.

Durante su marcha hacia el STF los manifestantes hicieron una parada en la sede del Congreso, para remarcar su postura de rechazo ante la agenda anti-indígena que avanza en dicho ente Legislativo y el Gobierno Federal, como el Proyecto de Ley 490, el cual propone que la demarcación de las tierras indígenas se haga mediante leyes; y prevé la apertura de tierras indígenas a la minería clandestina.

La vigilia forma parte de siete días de movilizaciones organizados por la APIB en la capital brasileña, la cual contempla en su agenda plenarias, audiencias políticas con los órganos y Embajadas del Gobierno de Jair Bolsonaro, marchas y manifestaciones públicas.

La coordinadora Ejecutiva de la APIB, Sonia Guajajara, aseveró que además del mal manejo de la Covid-19, los brasileños padecen embates de violencia, “no es solo la pandemia la que está matando a nuestro pueblo y por eso decidimos una vez más marchar a Brasilia para seguir luchando por la vida de los pueblos indígenas, por la Madre Tierra y el futuro de la humanidad”, agregó.

Los manifestantes igualmente prevén debatir sobre las elecciones generales que se suscitarán en el 2022, así como en el fortalecimiento de las redes de apoyo a las luchas de los pueblos indígenas.

El pasado 9 de agosto, en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, la APIB presentó una declaración ante la Corte Penal Internacional (CPI), para denunciar al Gobierno Bolsonaro por los delitos de genocidio y ecocidio.

Al respecto, el artículo 231 de la Constitución brasileña reconoce que “las tierras tradicionalmente ocupadas por los indígenas están destinadas a su posesión permanente, y son responsables del uso exclusivo de las riquezas de los suelos, ríos y lagos existentes en ellas”.

Autoría y edición

COMPARTE