Créditos: Nelton Rivera.
Tiempo de lectura: 4 minutos

Por Prensa Comunitaria

El periodista Miguel Ángel Albizures, expresidente de la Asociación de Periodistas de Guatemala (APG), quien dirige la Comisión de Libertad de Prensa, ha sufrido, desde el 23 de julio una serie de ataques que provienen de uno de los directivos de la Asociación de Periodistas de Guatemala (APG).

En un comunicado del 29 de julio, la Comisión mostró su apoyo a Juan Francisco Sandoval, exjefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), después de que Consuelo Porras, jefa del Ministerio Público (MP) lo destituyera.

El pronunciamiento indicaba que con la “nefasta” decisión, Porras “busca entorpecer la lucha contra la corrupción y congraciarse con el presidente Alejandro Giammattei y sus allegados políticos”.

Minutos después de que circulara el comunicado, a través de redes sociales, Ana Patricia Letona Barillas, jefa de Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia (SCSP), habría llamado a Abraham Baca Dávila, actual presidente de APG, para cuestionarlo al respecto. Baca inmediatamente ordenó que no se distribuyera el comunicado en el correo electrónico oficial de la APG.

En entrevista realizada a Albizures, consideró que pretenden callar a la APG frente a la problemática nacional. El ataque no es solo en su contra sino contra los miembros de la Comisión de Libertad de Prensa. “Lo más preocupante es que hagan acusaciones falsas, en las que vinculan a Prensa Comunitaria con supuestos dineros que nunca ha recibido la APG. La APG se sostiene con las cuotas mensuales y actividades que realiza, así como la revista”, subrayó.

Otra fuente interna de la APG afirmó que podría estar en juego algún intercambio de pauta publicitaria que habría negociado el propio Abraham Baca con la SCSP y que podría ser una motivación para aceptar las presiones gubernamentales.

Según la información a la que se tuvo acceso, Baca intentó que la asamblea de esta entidad destituyera a Albizures de la Comisión, acto que la misma asamblea rechazó.

Quien está atrás de todo esto es la ultraderecha. Fernando Linares Beltranena no había hecho presencia en la APG desde hace muchos años y recientemente lo hace solo para pedir mi expulsión de la Comisión de Libertad de Prensa, pero no fue aceptada por la asamblea en pleno”, agregó Albizures.

Según Albizures, personas asociadas a grupos conservadores de derecha acusan de sedición y de terroristas a los miembros de la Comisión. “Hay un intento por tomar la APG y el primer paso sería lograr mi expulsión y la de otros miembros”, afirmó Albizures.

Las denuncia pública por la destitución del fiscal de FECI, el respaldo a la periodista Michelle Mendoza, de la cadena de noticias CNN, habrían provocado que Beltranena haya iniciado un proceso de destitución ante el Tribunal de Honor de la APG, pidiendo que se le informe del proceso a un correo institucional de la Universidad Francisco Marroquín (UFM). De forma simultánea, en las redes sociales, los netcenter activaron una serie de acusaciones en contra de Albizures, de la APG y de otros periodistas críticos al régimen.

Los netcenter es una de las formas que están utilizando para atacarnos, lo que evidencia que la agresión hacia la APG viene del denominado “Pacto de Corruptos”. Si la APG estuviera alineada con el gobierno no sucedería absolutamente nada, los netcenter se callarían, pero los han hecho funcionar para atacar a todos los que somos críticos de los desfalcos, del problema de las vacunas y de otros hechos, como la represión a periodistas. Es un intento por silenciarnos, pero no nos van a callar”, precisó Albizures.

Periodismo crítico bajo ataque

La Comisión de Libertad de Prensa de la Asociación de Periodistas de Guatemala (APG), que encabeza Miguel Ángel Albizures, ha tenido una posición crítica durante el 2020 y lo que va de 2021, en defensa de la libertad de expresión, principalmente por las agresiones que provienen desde el mismo gobierno.

Albizures y las otras personas que integran la Comisión de Libertad de Prensa, elaboraron 55 comunicados en 2020 y 30 en lo que va de 2021, sobre diversos hechos, entre los que destacan acosos, agresiones, amenazas e incluso asesinatos de periodistas. Los ataques a la prensa se incrementaron durante la pandemia, provenientes en su mayoría de funcionarios públicos.

El informe Un año desolador para la prensa en Guatemala, elaborado por el Observatorio de los Periodistas de la APG, refiere que en 2020 se registraron 124 casos. Un año en el que más ataques contra medios de comunicación, periodistas se han reportado, superando la cantidad total conocida de enero a diciembre de 2019, que fue de 85 casos. En 2015, se reportaron 113 casos, una cifra que hasta entonces se consideraba la más alta.

En el primer año del gobierno del presidente Alejandro Giammattei aumentaron las cifras de agresiones a periodistas en relación al primer año de mandato de sus antecesores: Otto Pérez Molina (45) y Jimmy Morales (63). La crisis sanitaria incidió en el incremento de ataques, debido a que la mayoría de los hechos tuvieron relación con la cobertura de temas relacionados con la COVID-19, indica el documento.

Sin embargo, según los estatutos de la máxima entidad de prensa del país, no corresponde al presidente de la asociación pedir la renuncia a ninguno de los coordinadores de las comisiones, sino a la asamblea en pleno, por lo que dicho extremo habría sido discutido este último jueves 29 de junio.

Comunicado de APG del 23 de julio

APG emitió este 4 de agosto un comunicado condenando los ataques en contra de la Comisión de Libertad de Expresión de APG, Miguel Ángel Albizures y la APG.

Comunicado del 29 de julio

Comunicado del 26 de julio

Autoría y edición

COMPARTE